exit-popup-close
¿Todavía no encuentras lo que necesitas?

¡Pide un texto personalizado y ahorra tiempo
para tus clases más importantes!

Quiero un texto ahora

Diversidad Sexual Y Género En La Sociedad

Descargar
Download PDF

Introducción

La diversidad sexual y de género es un tema que está en boca de todo el mundo, desde la vida cotidiana hasta la política, pasando por el arte e incluso las religiones. ¿Pero cómo reaccionan a este asunto?

En este trabajo busca que se entienda como es vista la diversidad sexual y de género en la sociedad, pero no sin antes explicar que es el colectivo LGTB, como han surgido estas siglas y algunos pequeños problemas que aparecen dentro de él. Una vez dado esto veremos cómo distintos grupos y tribus han escapado del binarismo de género que ha impuesto la sociedad occidental. También se estudiará cómo es vista en la esfera política y como el activismo LGTB ha influido en esta en la búsqueda de una mayor aceptación y de unos derechos tan simples como la despenalización de esta, el matrimonio o la posibilidad de un cambio de género en el DNI o una operación de cambio de sexo. Además, se mostrará la visión que tienen las religiones más influyentes en la actualidad de las minorías sexuales, para de esta manera eliminar o no el tabú de que estas son homófobas o tránsfobas. Finalmente, se analizará cómo ha ido evolucionando el arte con respecto a la cuestión de la homosexualidad y la identidad de género.

De esta manera se dará a conocer el mundo LGTB y las diferentes injusticias que han sufrido o sufren y podrá abrir la mente a más de uno, haciéndoles ver que una tendencia homosexual es totalmente normal y no una desviación mental o causa de depravados o que el género es una construcción social y cultural y que no solo existe el masculino y femenino, pudiendo existir sociedades que tiene hasta cuatro géneros o personas cuyo género van cambiando a lo largo de su vida.

¿Qué es el colectivo LGBT?

LGTB es la sigla formada por la unión de las iniciales de las palabras (L)esbianas, (G)ais, (T)rans y (B)isexual. En otras palabras, agrupa a las personas que presentan una orientación sexual o de género relativo a esas palabras.

Variaciones en la sigla LGTB

A la hora de la asignación de estas iniciales han surgido varias variaciones, debido principalmente a aquellos que no se ven incluidos, pudiendo ver escrito las letras Q, I, A, P, una doble T e incluso el signo +.

La letra Q, queer, es un término paraguas para referirse a aquellas personas que se salgan de la normatividad. La I se refiere a las personas intersexuales, es decir aquellos individuos que representan características sexuales de macho y hembra. La A viene de asexual; personas con baja o nula atracción sexual hacia otros. La P viene de pansexualidad que es la atracción sexual hacia individuos independientemente de su sexo o género. La doble T se utiliza para diferenciar a las personas transexuales de las transgéneros, a veces puede aparecer hasta una tercera haciendo referencia a los travestis. Debido a la gran cantidad de letras que han ido apareciendo se suele utilizar el signo + como una especie de resumen.

Problemas dentro del colectivo

Dentro del colectivo han surgido distintos problemas. Uno de los más comunes es que las personas trans y travestis no deberían de pertenecer al mismo colectivo, ya que estas tienen que ver con una identidad de género y no con la orientación sexual. De la misma manera ocurre con las personas Intersexuales y asexuales.

Otro de los grandes problemas que hay dentro del colectivo es la discusión que hay entre bisexualidad y pansexualidad, ya que en esta puede aparecer algo de bifobia o de transfobia. Esto se debe a que la pansexualidad se suele definir como la atracción hacia personas independientemente de su género, cuya definición es también la de bisexualidad, por lo que la invisibiliza. También se dice que puede ser tránsfoba porque a veces pone a las personas trans como si fuera un tercer género.

Sistemas de género

Al hablar sobre los distintos sistemas de género que aparecen en distintas sociedades del mundo suelen aparecer distintas palabras que aluden al género y sexo de las personas, estas son sexo biológico, identidad de género y expresión de género. El sexo biológico puede aparecer de tres formas; macho, que tiene cromosomas XY, hembra, cromosomas XX, e intersexual, que presentan características de macho y hembra. Cuando hablamos de la identidad de género nos referimos a la sexualidad con la cual una persona se identifica independientemente del sexo “elegido” al nacer. En cuanto a la expresión de género es la forma en la que manifestamos nuestro género a través de nuestra forma de ser y de nuestra apariencia.

Aunque cada vez se da menos, en las sociedades occidentales hay una clara popularidad del binarismo en el género, es decir solo existen personas masculinas y femeninas. Esta construcción social acarrea muchos problemas a personas que se salen de esta identificación, como es el caso de España, en el que en el DNI solo puedes declararte como masculino o femenino. Aunque en febrero de 2019, el Congreso abrió las puertas a quienes no se identifican con ninguno de estos dos géneros poder indicar otro.

Por suerte esta construcción social está siendo cada vez más criticada llevando a una deconstrucción en la sociedad sobre el binarismo del género. Es así como surge una de las teorías que más está revolucionando la forma de pensar de la sociedad. Esta teoría en cuestión es la Teoría Queer. Esta surge por primera vez en 1990 por Teresa de Lauretis a la que seguirán otros teóricos, entre los que destaca Judith Butler con su libro El género en disputa en el que aparece una reflexión sobre la construcción social del género tratando temas novedosos como la performatividad del género, es decir actuamos, hablamos, vestimos, etc. de manera que puedan consolidar una impresión de ser hombre o mujer.

Fuera de las sociedades occidentales existen o han existido otros grupos étnicos que se han escapado de esta estructura social y aparecen con otra más abierta y flexible que no solo se deja influir por la biología. Es así como aparecen sociedades que tienen tres o incluso más géneros.

En la india, aunque por lo general siguen un binarismo en el género, aparecen otras ideas que lo diferencia de la construcción binaria que aparece en occidente. El grupo más importante son los hijras. Que son personas nacidas como hombres, pero que adopta las condiciones, trabajos y formas de vestir de una mujer. Estas no reciben una identificación ni de masculino ni del femenino

También se dan sociedades en las que aparece hasta un cuarto género, como los mohaves, una tribu norteamericana. Aparte de los géneros que conocemos como mujer y hombre, aparecen el género hwame, hembras con una posición de género masculina, y el género alyha, varones con una posición de género femenina. Estos cambios de género estaban permitidos a través de una ceremonia.

Además aparecen otras sociedades en el que el género puede cambiar a lo largo de la vida de un individuo. Como pueden ser los azandes, que viven en Sudán, República Centroafricana y en la República Democrática del Congo, y los Nuer, de Sudán y Etiopía.

Los azandes son un pueblo en el que debido a una escasez de mujeres se aceptaba el matrimonio entre muchachos, de doce a veinte años, con guerreros solteros. Estos muchachos pasaban a ser considerados mujeres y hacían algunas de las actividades asociadas al género femenino. Cuando los muchachos se hacían adultos pasaban a ser guerreros y podían casarse con un muchacho y, a su vez, el guerrero pasaba se casaba con una mujer.

En el caso de los nuer, eran dos mujeres las que se casaban debido a la esterilidad de una de ellas. La mujer estéril se convertía en varón y es la que se encargaba de buscar un progenitor. Después, esta seguiría manteniendo el estatus de padre.

Estos dos pueblos demuestra que el género no es una característica permanente en el individuo y que se puede transformar por ciertas circunstancias socioculturales.

Estos no son las únicas sociedades en las que pueden aparecer un tercer género. También existen los xanith de Omán, los bakla de Filipinas, los mahu en Hawai, los fa’afafine de Samoa, entre muchas más. Estas sociedades deberían como mínimo poner en dudas esa clasificación binaria que se ha impuesto y de que el género es una construcción social.   

07 April 2021

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora