exit-popup-close
¿Todavía no encuentras lo que necesitas?

¡Pide un texto personalizado y ahorra tiempo
para tus clases más importantes!

Quiero un texto ahora

El Abuso Sexual De Un Estudiante, La Vision Dle Profesorado

Descargar
Download PDF

¿Cuál es el rol del maestro ante un abuso sexual? 

Como sabemos después del hogar la escuela es el lugar donde más tiempo pasan los estudiantes y es por ello que la escuela se vuelve parte fundamental de la detección y prevención del abuso sexual. Por ejemplo, si un maestro ve que un estudiante viene de una familia disfuncional donde la familia no tiene la capacidad para detectar algún problema con el niño, el maestro es fundamental para detectarlo y actuar sobre lo que está pasando. Para ello es importante que todos los maestros tengan conocimiento y sepan hablar sobre la educación sexual. 

El abuso sexual es un problema muy frecuente a lo que sabemos o imaginamos y lamentablemente es un fenómeno que permanece escondido ya sea por miedo o por manipulación. Sabemos que el abuso sexual es un problema que no puede ser tratado solamente por el maestro, sino que también se necesita de varios actores, es por eso que es necesario que los maestros estén capacitados y los que están encargados de dar educación sexual no le pongan tabú a muchas cosas por pensar que los estudiantes van hacer y deshacer con lo que aprendan, al contrario hay que enseñarles que sus cuerpos tiene diferentes funciones y que hay partes que son privadas y que solo ellos tienen acceso a ellas, es por ello que es importante la educación sexual porque le permite a los niños identificar cuando están siendo abusados y alertar sobre ello. 

Por otro lado el abuso sexual también puede darse en los centros educativos, es por ello que debemos estar atentos a rumores o secretos e indagar sobre ello y actuar de inmediato. ¿Cómo puede ayudar la escuela a detener esta situación? 

  • Realizando actividades de prevención primaria con los niños y sus familias. 
  • Identificando los casos de maltrato. 
  • Realizando intervenciones preliminares en las situaciones detectadas, a través del gabinete o de docentes sensibles y capacitados para abordar el tema. 
  • Derivando y/o denunciando los casos de maltrato a los organismos pertinentes.

 

¿Cómo pueden los colegios luchar contra el abuso sexual? 

El primer paso es determinar una clara política sobre la lucha contra el abuso sexual, comunicar esa política a todo el personal, padres y estudiantes y hacerlas cumplir estrictamente. Las políticas efectivas son para clarificar y especificar procedimientos de reclamo que les informa a los estudiantes, padres y empleados del colegio donde presentar denuncias formales e informales y así poder investigar de forma más rápida y dando la oportunidad de que presenten testigos y pruebas. Estas políticas deben tener disposiciones que protejan la confidencialidad de la víctima, cada denunciante debe ser tratado con toda seriedad y puesta por escrito, en caso de que el colegio no tenga personal capacitado para atender los casos se deberá buscar o mayormente contratar personal preparado. 

Durante mucho tiempo se ha creído que un abuso sexual es únicamente la penetración anal o vaginal, sin embargo un abuso sexual sobre el menor puede incluir otras conductas consideradas como abuso sexual. Según Sánchez (2005), son 3 tipos:

  •  Primer nivel: es la proposición de actividades sexuales, exhibicionismo público o privado y la exposición de imágenes pornográficas que hace una persona mayor a un menor de edad. 
  •  Segundo nivel: palpamientos sexuales con o sin reciprocidad, rozamientos genital o anal sin penetración entre un menor con una persona mayor.
  • Tercer nivel: contacto o penetración anal o vaginal, entre un menor y una persona mayor que él o ella. 

 

¿Cómo identificar cuando un niño/a es abusado? 

El abuso no siempre es algo que deje huellas a simple vista, sin embargo si deja marcas en las conductas que presenta el niño como lo son: 

  • El bajo rendimiento escolar y las dificultades de concentración. 
  • La depresión constante y/o la presencia de conductas autoagresivas o ideas suicidas. 
  • La agresividad y violencia con los compañeros, especialmente con los más chicos. 
  • La actitud evasiva y/o defensiva frente a los adultos. 
  • Las actitudes y juegos sexualizados persistentes e inadecuados para la edad. 

 

Estos son signos que deben alertar de inmediato a un maestro y el maestro al ver esto debería acercarse e indagar sobre lo que pasa, ya que muchas veces los estudiantes ven al maestro como un persona en la cual pueden confiar y refugiarse y en estos casos es indispensable escuchar atentamente a los niños y sobretodo creer en cada palabra que dicen, no culpabilizarlos de nada, investigar, consultar con profesionales y sobretodo recurrir a las autoridades. Como maestros debemos saber que existen leyes que protegen a los niños y niñas del maltrato y apoya a al tomar cualquier medida que le concierna y obliga a los Estados a adoptar todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas para proteger a los niños y niñas contra toda forma de maltrato por parte de los padres, representantes legales o cualquier persona que lo tenga a su cargo. 

La denuncia puede realizarse indistintamente en la estación de policía más cercana al hogar del menor o del colegio, luego de esta ambas instituciones serán las encargadas de derivar esa información al Ministerio Público, a través de su Fiscalía Local, la que deberá ordenar la investigación de los hechos denunciados. También se puede concurrir personalmente a la Fiscalía a realizar la denuncia. Es probable que después de realizada la denuncia, se solicite la cooperación de la Comunidad Educativa en el esclarecimiento de ciertos hechos, en calidad de testigos, ello implica por tanto que el colegio debe tomar las medidas que faciliten la participación de profesores, directivos y cualquier persona citada por la Fiscalía para que aporte son su testimonio. 

Como maestros tenemos en nuestras manos la responsabilidad de cuidar la supervivencia de nuestros estudiantes sean grandes o pequeños, todos necesitan de nuestro apoyo, así que si en algún momento llegamos a ver alertas de que algún estudiante este pasando o haya pasado por abuso sexual no dudemos en hacer algo, ellos son seres humanos indefensos que están en manos de adultos de los cuales esperan un buen cuidado. Así que como maestros deberíamos estar informados de los indicios que nos pueden dar y estar lo más capacitados posibles sobre el tema, ya que es no es algo nuevo y es un tema que nos abarca a todos y como personas encargadas de ellos lo mínimo que podemos hacer es ayudarlos.

14 Jun 2021

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora