Inteligencia Artifical: Máquinas Inteligentes

Descargar
Download PDF

 ¿Qué es la inteligencia artificial?

La inteligencia artificial (IA) no es nueva, lleva existiendo durante décadas. Sin embargo, debido a las mejoras en las velocidades de procesamiento y al acceso a vastas cantidades de datos enriquecidos, la inteligencia artificial está comenzando a asentarse en nuestra vida cotidiana.

La inteligencia artificial es la inteligencia llevada a cabo por máquinas. Así mismo, según Takeyas (2007), es una rama de la informática que se centra en el desarrollo de equipos inteligentes, para que estos puedan aprender por sí mismos. El término “inteligencia artificial” se aplica comúnmente a dispositivos o aplicaciones capaces de llevar a cabo tareas específicas de forma humana, imitando funciones cognitivas como el aprendizaje, el razonamiento, la resolución de problemas, la percepción visual o la comprensión del lenguaje. En 1956, John McCarthy acuñó la expresión “inteligencia artificial”, y la definió como “la ciencia e ingenio de hacer máquinas inteligentes, especialmente programas de cómputo inteligentes”.

¿Qué tipos de inteligencia artificial existen?

En la actualidad, existen dos tipos principales de IA:

  1. IA aplicada. Es la más común e incluye sistemas diseñados para llevar a cabo de manera inteligente una sola tarea, por ejemplo, guiar un vehículo sin conductor.
  2. IA generalizada. Este tipo de inteligencia artificial incluye sistemas o dispositivos que, en teoría, pueden ocuparse de cualquier tarea, ya que tienen suficiente inteligencia para encontrar soluciones a problemas desconocidos. Se trata de una tecnología en etapas muy tempranas de desarrollo.

Esta es, sólo una manera de clasificar los tipos de inteligencia artificial. Según Stuart Russell y Peter Norvig, autores de “Inteligencia Artificial: Un Enfoque Moderno’ los tipos de inteligencia artificial son los siguientes:

  • Sistemas que piensan como humanos. Estos sistemas intentan emular el pensamiento humano. Las redes neuronales artificiales intentan este cometido. Se basan en la automatización de actividades que vinculamos con procesos cognitivos.
  • Sistemas que actúan como humanos. Estos sistemas tratan de actuar como humanos; es decir, imitan el comportamiento humano, la robótica es un ejemplo. Se basa en el estudio de cómo lograr que los computadores realicen tareas que, por el momento, los humanos hacen mejor.
  • Sistemas que piensan racionalmente. Es decir, con lógica, intentan de imitar el pensamiento racional del ser humano. Usan el estudio de los cálculos que hacen posible percibir, razonar y actuar.
  • Sistemas que actúan racionalmente. Tratan de emular de forma racional el comportamiento humano, como por ejemplo los agentes inteligentes lo hacen. Está relacionado con conductas inteligentes en artefactos.

A lo largo de los años, la investigación en IA ha permitido muchos avances tecnológicos, entre ellos algunos tan cotidianos como las recomendaciones de compra en Amazon, las de visualización de películas y series en Netflix, los agentes virtuales y chatbots, la publicidad dirigida o la conducción autónoma.

La inteligencia artificial en la actualidad

IA son las siglas del momento. Y parece que en este año, 2020, avanzará en campos tan importantes como educación, logística, sanidad, transportes e incluso en el ejército.

  1. Diagnósticos automáticos. La IA ayudará a los profesionales sanitarios a realizar diagnósticos de enfermedades de forma automática. Una maquina les puede dar pistas para que no pierdan el tiempo y reducir la carga de trabajo de los médicos. La detección de tumores en imágenes de resonancia magnética y tacs ya se está llevando a cabo en algunos hospitales de EE UU.
  2. Tu supermercado sabe lo que vas a querer. Los supermercados están preparándose para una nueva forma de consumir. Estos establecimientos están comenzando a implementar sistemas de previsión de la demanda. “Empiezan a saber qué productos compra un usuario en cada tienda con machine learning”, relata Jordi Casas; director del máster de aplicaciones multimedia de la Universidad Oberta de Cataluña (UOC) y experto en IA. Para averiguar qué productos necesitan, parten de los datos anteriores, de lo que han vendido y en qué fechas concretas, si era navidad o Black Friday. “Los sistemas de IA acumulan datos y después los algoritmos aprenden de los datos anteriores, renovando año tras año su eficacia”.
  3. Plataformas audiovisuales de pago. Desde hace años cuando un usuario se da de alta en Netflix, HBO o Spotify y comienza a seleccionar películas, series o canciones, el algoritmo guarda las preferencias del usuario y le recomienda nuevo contenido en función de sus preferencias. Lo que no sabemos es lo que hay detrás de la ciencia de la influencia. “Muchas de estas plataformas diseñan distintos carteles de las series propias y en función de si las preferencias del usuario son dramas, comedias o series de terror muestran uno u otro cartel para que el usuario se sienta atraído a reproducirla, sea de su gusto o no”, -ha afirmado Keith Dear, miembro del departamento de innovación de las fuerzas aéreas de Reino Unido, durante una conferencia en el congreso de IA y Big Data Big Things.
  4. Generales artificiales. “La IA va a alterar la toma de decisiones en combate en el ejército”, – asegura Dear (antes mencionado). La precisión de los satélites y la mejora de los algoritmos permitirá que mandar soldados a un lugar determinado, con unas coordenadas concretas y yendo por un camino específico significan más probabilidades de supervivencia que por otro sendero. “Simplemente analizando otras batallas y formas de actuación de otros soldados, un algoritmo podrá diseñar mejores estrategias que los propios humanos”.
  5. Un robot profesor. Algunas facultades están comenzando a guardar datos no académicos de los estudiantes con sistemas de IA. “En algunas instituciones se están implementando sistemas de coaching para recomendar a los estudiantes qué estudios deben realizar o asignaturas que se deben de matricular a partir de sus preferencias y, además, solucionar problemas administrativos que puedan tener”, – asegura David Bañeres, investigador del eLearn Center de la UOC.

También se está avanzando en la enseñanza con IA para personas con dificultades de aprendizaje provocadas por trastornos como el síndrome de Down, autismo o Asperger.

27 April 2022

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora