exit-popup-close
¿Todavía no encuentras lo que necesitas?

¡Pide un texto personalizado y ahorra tiempo
para tus clases más importantes!

Quiero un texto ahora

Pena De Muerte Y Opinión De La Sociedad

Descargar
Download PDF

Introducción

En el siguiente trabajo de ensayo voy a expresar mi punto de vista y mis conocimientos sobre el tema de la pena de muerte y según la sociedad porque lo justifica y las causas del porqué es válido y justificado ante la sociedad y el gobierno. Este texto está hecho con mucho esfuerzo y dedicación, espero lo disfrute.

Uno de los problemas actuales que excita a la sociedad y causa mucha discusión, intriga, debate ha sido y sigue siendo el problema de la pena de muerte.

En la actualidad, su importancia también está asociada con el hecho de que ahora muchos estados van a suavizar la legislación y abolir la pena de muerte. A este aspecto, surge la cuestión de la legalidad y la admisibilidad de la pena de muerte, así como de su necesidad y adecuación hacia las circunstancias de las mismas. Actualmente, hay muchas discusiones sobre este tema, y ​​decidí expresar mi punto de vista en este ensayo, además de que tengo un interés en este fenómeno socio-legal.

¿Por qué este tipo de castigo ha sido tan duro durante siglos? ¿Cuál es la razón de su uso seguido? ¿Qué tan efectiva y segura es la pena de muerte? ¿Cómo influye la opinión pública en la abolición o el mantenimiento de la pena de muerte? ¿Por qué en el mundo moderno, así como en el pasado, la pena de muerte sigue aplicándose en ciertos países? ¿Estamos tan lejos de nuestros ancestros crueles y sin sentimientos? Intentaré abordar estos y muchos otros temas en mi ensayo, para analizar los aspectos legales, históricos, morales y sociales de este tipo de castigo.

Un asesino es un hombre que ha cometido el delito de asesinar a alguien, de arrebatarle la vida. La verdadera justicia se hace cuando el juez castiga el asesinato y libera a los inocentes y castiga al malo. Los opositores a la pena de muerte dan una variedad de argumentos en defensa de su posición.

Por ejemplo, el hecho de que la sociedad es responsable de sus miembros que han cometido cierto delito, y no tiene derecho a decir una sentencia de muerte, ya que no es solo el asesino el culpable. Hasta un cierto punto, sí, la sociedad es culpable: una caída de la moral, una situación social general, pero ¿por qué la sociedad no exime a los delincuentes de ninguna responsabilidad? Dicen que la sociedad tiene la culpa de todo. ¿Por qué crecen niños completamente diferentes en el mismo entorno social, con los mismos padres? No estoy de acuerdo con la teoría del crimen innato.

Cada persona elige su propio camino en la vida, y esta elección es gratuita y libre. La sociedad solo proporciona diferentes condiciones de vida: normales y criminales, y todos eligen estas condiciones, un círculo de comunicación y objetivos en la vida. Puede ser correcto decir que ‘La abolición de la pena de muerte es el precio que la sociedad debe pagar por su culpa en el hecho de que su miembro violó una prohibición severa’.

La escuela de protección social también niega la pena de muerte, basándose en el hecho de que la mayoría de los ejecutados son pobres, no tienen relevancia, son ‘de color’ y otros grupos de población socialmente desprotegidos, así como la escuela clásica de derecho penal, con sus objetivos de castigo, como la expiación, la intimidación y las represalias no deben aplicarse en el derecho penal moderno que ‘La abolición de la pena de muerte es el precio que la sociedad debe pagar por su culpa porque su miembro ha roto una prohibición severa establecida ante la sociedad’.

La pena de muerte, en mi opinión, es evidencia de ciertos costos como resultado de la sociedad, lo cual es en sí mismo el culpable de la aparición de asesinos, violadores, traidores, pedófilos, secuestradores y otros delincuentes sumamente peligrosos. Todas las fuerzas de la sociedad deben estar dirigidas a la prevención de delitos, a crear un ambiente seguro y normal en todas las áreas de nuestra realidad. Originalmente, no existe una sociedad perfecta, pero en cualquier sociedad siempre habrá asesinos patológicos, violadores, maníacos que no se ven afectados ni por el nivel de vida ni por la situación general de la sociedad sino por su estado mental “por defecto”.

Creo que la pena de muerte está justificada si el delincuente es extremadamente depravado y peligroso para los demás, si puede violar y matar una y otra vez sin algún remordimiento. En esos casos, el encarcelamiento no garantiza a la sociedad la seguridad de sus ciudadanos, lo cual es compresible.

Los temores surgen porque, en primer lugar, tarde o temprano, el período de encarcelamiento terminará y el delincuente volverá a ser libre, donde puede convertirse en un animal salvaje liberado de una jaula.

En segundo lugar, para cualquier convicto siempre existe la posibilidad de escapar. En tercer lugar, incluso en prisión, el delincuente podrá infringir la dignidad humana y la vida de los compañeros de celda que el acompañan, el personal, los guardias o los visitantes. Dados todos estos posibles peligros, resulta que la ejecución es la única forma segura y eficaz de proteger a muchas personas de la amenaza de violencia. Desde este punto de vista, la pena de muerte está justificada.

Pero, por el otro lado de la moneda, la pena de muerte es siempre el asesinato de un ser humano y, por lo tanto, es inicialmente es algo sumamente inmoral y criminal. El derecho a la vida es el primer principio de todos los demás derechos humanos que nadie puede quitar bajo ninguna circunstancia.

Por supuesto, muchos crímenes estremecen la maldad y crueldad con que fueron cometidos. A este respecto, surge la pregunta: ¿qué castigo merecen tales ‘personas’? No, no apruebo a los delincuentes y no pido connivencia.

También tengo miedo de estar indefenso contra la escoria desenfrenada. Hoy hacemos (al menos en un sentido teórico) un error judicial incluso aunque solo sean delincuentes. ¿Y mañana, que pasara?… Con respecto a la pena de muerte, hay una gran cantidad de pros y contras. Y, al menos, vale la pena conocerlos y tener en cuenta su objetividad.

Y un detalle más. En los últimos años, más y más crímenes sin resolver, asesinatos por contrato, perturbar la opinión pública y sacudir los cimientos de la sociedad. Pero hay muy pocos casos en los que quienes los cometieron estaban en el banquillo. Pero los delincuentes atrapados a menudo son castigados con demasiada severidad: dicen que los demás no deben habituarse. Pero este método de impacto ‘psicológico’ es claramente un callejón sin salida.

Apenas parece una lucha convincente contra el crimen. Más bien, da testimonio de la incompetencia de las autoridades, e incluso de su falta de voluntad para cambiar las mismas condiciones que provocan el aumento criminal y la impunidad contra los mismos. Pero los ciudadanos comunes y el sistema policial del estado se convierten en rehenes de la situación, legalidad pena capital cuando los que los cometieron estaban en el muelle. Pero los delincuentes atrapados a menudo son castigados con demasiada severidad: dicen que los demás no deben habituarse.

Pero este método de impacto ‘psicológico’ es claramente un callejón sin salida. Apenas parece una lucha convincente contra el crimen. Más bien, da testimonio de la impotencia de las autoridades, e incluso de su falta de voluntad para cambiar las mismas condiciones que provocan la arbitrariedad criminal y la impunidad. Pero los ciudadanos comunes y el sistema policial del estado se convierten en rehenes de la situación.

Tras analizar el lugar de la pena de muerte en la sociedad, llegué a ciertas conclusiones. Antes de explorar este tema, no pensé seriamente en el problema de la pena de muerte y, como la mayoría de las personas, creía que la pena de muerte debería mantenerse y aplicarse a gran escala. Creí que esta era una medida efectiva para combatir el crimen, y que el delincuente debería ser castigado por su acto.

Pero, a medida que entendía más y más el tema en este problema y lo estudiaba cuidadosamente, mi actitud hacia la pena de muerte comenzó a cambiar notablemente.

Los opositores a la pena de muerte pueden tener razón en sus argumentos, pero no puedo estar completamente de acuerdo con todos sus argumentos. El castigo en general y la pena de muerte, en particular, no son omnipotentes y no son la mejor herramienta en la lucha contra el crimen. Dado que el delito tiene un carácter profundo, debido a una serie de razones, las medidas para combatirlo también deben ser integrales.

Por lo tanto, creo que dado que todavía se están cometiendo crímenes a sangre fría, terribles y cínicos, la pena de muerte debe mantenerse, en un grado limitado a la zona y caso al que se aplica, para una gama limitada de crímenes y, por supuesto, solo se aplica a personas mentalmente no aptas.

Sin embargo, si la sociedad misma se vuelve humana, y no solo sus autoridades abolirán la pena de muerte, entonces no cometerá tales crímenes que requerirían el uso de la pena de muerte.

Puede haber varias alternativas para evitar la pena de muerte como:

  • Cadena perpetua en una prisión alejada de la sociedad o muy alejada de la costa.
  • Congelar a los criminales en modo hibernación.
  • Sesiones psiquiátricas intensas.
  • Semilibertad.
  • Incomunicación en cadena perpetua.

Conclusión

Como conclusión estoy tanto a favor como en contra, debido a que la sentencia de pena de muerte se debe aplicar solamente en casos extremos y no en simples casos de asesinatos por amor o por dinero o por razones sumamente irrelevantes. Considero que la pena de muerte puede ser una medida eficaz y segura, pero moralmente es incorrecta.

08 Jun 2021

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora