Desde Culto a Apolo y Asclepio Hasta La Medicina Técnica de Hipócrates

Descargar
Download PDF

Uno de los aspectos más importantes de la historia de la medicina, es la relación que siempre ha existido entre medicina y cultura. En la época de la antigua Grecia, los griegos crearon su identidad social y cultural a partir de las profundas influencias que recibieron de los pueblos más antiguos como: Los egipcios y los persas. Durante el siglo V a.C. la cultura griega sufrió múltiples cambios y baso su pensamiento, estructura y tradiciones en las influencias que recibió de estos pueblos vecinos. La medicina primitiva consideraba que lo sobrenatural era lo esencial para la supervivencia del ser humano, por lo tanto, la explicación de todas las enfermedades se basaba en hechos sobrenaturales, impuestos por los dioses. La medicina en la antigua Grecia tambien tenía una base mágico-religiosa, pero a partir de ella nace una perspectiva más racional de la medicina, y de la concepción de la enfermedad; y constituye un punto de civilización absolutamente alto que a partir de ahí va a influenciar a todas las prácticas médicas en el mundo moderno. Todos los griegos constituyen la referencia más cercana a muchas de las concepciones de la medicina que todavía existen. En realidad, con su genialidad son una cultura sintética, y ellos finalmente lo que van a hacer es una síntesis del conocimiento que a través de ellos fluyo de grandes civilizaciones. En el presente ensayo se hace referencia acerca de la medicina en la antigua Grecia, sus descubrimientos, la influencia de los grandes personajes como son: Asclepio, e Hipócrates y como todos estos hechos han influido en la práctica de la medicina moderna.

Al igual que en otras antiguas civilizaciones, la curiosidad de los griegos por descifrar el origen de la enfermedad los llevo a creer en fuerzas sobrenaturales, considerando que tanto la enfermedad como su curación eran impuestas por los dioses. Entre los griegos, existió un Dios, Apolo, que fue muy importante en la cultura, ya que era el encargado de sanar a los dioses. El hijo de Apolo es Asclepio, él era considerado el “Dios de la medicina”, lo veneraban en los santuarios de Grecia y era el que curaba a los hombres; el más importante de los santuarios de sanación quedaba en Epidauro, este templo estaba rodeado por un ambiente de bienestar y salud. Este personaje se destacó en las artes curativas y prácticas médicas; en algunas inscripciones del año 1.500 a. de C. ya se vislumbraba el culto a Asclepio, pero sería Homero, alrededor del año 900 a. de C., quien habría explicado por primera vez este mito.

El Santuario de Asclepio, ubicado en Epidauro, constituía un lugar en el que se daban la mano la mística, la religión y la ciencia. Los enfermos acudían para ser curados, y estas curas eran proporcionadas por los profesionales de la medicina o por los propios dioses. Las personas que acudían al santuario, rezaban y ofrecían sacrificios u ofrendas a Asclepio. Según el mito Asclepio fue un médico mortal que terminó por convertirse en un dios, pero a pesar de esto, desafío las leyes de la naturaleza y empezó a resucitar a los hombres, lo que enfureció a Zeus y lo asesino de un rayo. Haciendo énfasis en el santuario del Epidauro, el cual es la base de la medicina en la antigua Grecia, como es de nuestro conocimiento en esta época la religión, estaba ligada a las profesiones y sacrificios, por lo que los visitantes del templo tenían que prepararse para purificarse; Luego se iban al Abatón, en donde ocurría el ritual del sueño y mientras dormían encontraban a Asclepio en sueños y él les daba su consejo médico, para que puedan ser aliviados de su padecimiento. En este santuario tambien se podían encontrar las estelas médicas, que eran un puente entre la medicina, y lo divino, eran losas con descripciones que alababan las virtudes y méritos de Asclepio, describían sus métodos curativos, se relataban los sueños del paciente, su enfermedad y como fue curado; eran escritas por los sacerdotes, ya que ellos eran el vínculo entre lo divino y lo humano.

Los cultos curativos relacionados con Apolo y Asclepio tuvieron una larga tradición entre los griegos occidentales. La medicina griega empieza a componerse de esta figura de Asclepio y a partir de él desciende Hipócrates, considerado el “Padre de la medicina”. Es importante mencionar el hecho de que Asclepio tenía hijas, ya de ellas nace gran parte de la terminología de la medicina moderna. La primera era Higiea, a partir de la cual nace la palabra “Higiene”, su otra hija era Panacea, la diosa del remedio universal, hoy en día todavía se habla de ella. Ascleipo es representado en las esculturas, sujetando una vara con una serpiente sagrada enroscada, y el día de hoy sigue siendo un símbolo asociado a la medicina, siendo el símbolo universal de las farmacias y hospitales. Todas estas creencias esotéricas y religiosas forman parte de los orígenes de la moderna ciencia médica, además los griegos fueron el primer pueblo que se sirvió de la cirugía, y los primeros en comprender que el ejercicio físico es básico para el bienestar.

A partir del siglo V a.C. empieza con Hipócrates la racionalización de la medicina. Hipócrates nació en la isla de Kos en el año 400 a.C. Según él la enfermedad no estaba en un órgano sino en todo el cuerpo y surgía de un desbalance de los cuatro humores que lo componen: La sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra. Una combinación de los 4 humores aseguraba la salud y una mala mezcla entre ellos daba lugar a la enfermedad. Hipócrates viajo de ciudad en cuidad atendiendo a los enfermos, y en Kos fundo la escuela de medicina, enseño y practicó la medicina durante toda su vida, y una de sus más grandes aportaciones, fue basar sus afirmaciones en la observación y descripción detallada de los hechos, se guiaba por la razón, observó los síntomas y signos de las enfermedades con detenimiento y fue uno de los primero en rechazar las creencias populares que señalaban como causantes de las enfermedades a las fuerzas sobrenaturales. Hipócrates es conocido por haber definido el papel del médico en la sociedad; contribuyo con varios avances en la medicina, que aun destacan en la práctica actual. Escribió libros, en los cuales introdujo técnicas de inmovilización con férulas, compresión con vendajes, descripción de los distintos tipos de fracturas, así como la luxación de las articulaciones junto con varios métodos utilizados para su reducción, tambien menciona acerca del material empleado en las operaciones. Desde mi punto de vista, actualmente, se conoce que a partir de la medicina en la antigua Grecia vienen todas las etimologías de la medicina moderna, además Hipócrates sigue siendo una figura muy importante en la medicina actual, a partir de él nace un juramento de la ética médica.

En conclusión, en la antigua Grecia, la actividad médica previa a Hipócrates se caracterizó por la presencia de una diversidad de cultos y seguidores de sanadores que concebían el origen de las enfermedades como sobrenatural, basando los rituales curativos en lo mágico y lo religioso, haciendo culto a Asclepio y Apolo. Y partir de Hipócrates se desarrolla una medicina técnica, basada en la razón y en la experiencia, influyendo de manera significativa en la actualidad, entre los hallazgos de Hipócrates podemos destacar, el juramento de la ética médica, estudio de la enfermedad basado en la observación y las primeras intervenciones quirúrgicas con resultados terapéuticos, gracias al estudio de la anatomía animal y humana.

24 May 2022

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora