Imperio Otomano y su en las Culturas de la Periferia Europea

Descargar
Download PDF

Los Turcos

El origen del pueblo turco tiene lugar en Turkestán, situado en Asia Central, entre el Mar Caspio y el Desierto de Gobi, dónde surgieron los pueblos túrquicos, emparentados con los mongoles. Establecieron relaciones comerciales con los pueblos musulmanes que se habían expandido desde la península arábiga. Los turcos originales eran similares a los mongoles, pero al migrar hacia el oeste fueron mezclándose con las poblaciones locales y adoptando sus costumbres.

Los jázaros son el primer pueblo turco que podemos considerar europeo ya que ocuparon la frontera este de Europa, entre el Mar Negro y el Mar Caspio desde 650 hasta 1016. Fue un pueblo pacífico y comerciante, que se convirtió al judaísmo por decisión de sus monarcas, aunque buena parte del pueblo se mantuvo fiel a sus tradiciones paganas. El principado de Kiev acabó con el reinado jázaro, cuyo pueblo emigró y acabó desapareciendo.

Los pechenegos fueron nómadas, no quisieron construir un Estado, lo que hicieron fue unirse a otros ejércitos turcos buscando el botín de guerra, estuvieron al servicio del imperio bizantino. En la batalla de Manzikert de 1071 se unieron a los turcos selyúcidas. Sin embargo, un ejército de jinetes cumanos y griegos aniquiló a los pechenegos en 1091.

Los cumanos (llamados kipchacos en el Este y polovstianos en la antigua Rusia), también nómadas, sus costumbres poco civilizadas. Los cumanos se fusionaron con los mongoles en el siglo Xlll dando lugar a los tártaros. En la actualidad, el pueblo que habla el turco kipchaquí en Georgia sería su descendiente, así como los tártaros, que hablan un idioma turco. Algunas familias de cumanos participaron en la creación del Estado del que deriva la Rumanía de la actualidad.

Los uigures a los que una horda salvaje obligo a estos turcos a desplazarse tanto hacia el Este como hacia el Oeste. Los kirguises fueron una tribu nómada que abandonó sus zonas de origen y con un ejército se lanzaron sobre Mongolia y el imperio uigur. Actualmente forman una república independiente, Kirguizistán, aunque muchos kirguises viven en Kazajistán. Los mamelucos fueron esclavos guerreros, instruidos militarmente, que sirvieron a distintos califas abásidas. Lucharon junto a Napoleón en la Guerra de la independencia española (1808), en la conocida ‘’La carga de los mamelucos’’.

Los pueblos túrquicos que se asentaron en lo que hoy es Turquía eran los turcos Selyucidos que se habían mezclado fuertemente con los persas y adoptado bastante su cultura. Derrotaron al Imperio Bizantino. A principios del siglo XIV los turcos Otomanos se hicieron con el control de Anatolia y Asia Oriental. El idioma turco sustituyó al griego como dominante en la zona, y la cultura cambia también notablemente, en el ámbito religioso el islam reemplaza al cristianismo como religión principal. El imperio Otomano respetó las diversidad religiosa y étnica en el territorio (convivían eslavos, griegos, armenios, árabes y otros) En el este de Anatolia los turcos eran minoría, la mayoría eran armenios.

Tras la derrota en la Primera Guerra Mundial el Imperio Otomano se desintegró, pero bajo el mando de Mustafa Kemal, Turquía logró recuperar parte de los territorios perdidos. Intercambió población con Grecia, más de un millón de griegos que vivían en Anatolia volvieron a Grecia y casi 750.000 turcos volvieron a Turquía.

Durante mucho tiempo se vio a los turcos como una nacionalidad basada en su etnia, el odio que se tenían turcos y griegos o turcos y armenios lo confirma.

Hoy en día, en Turquía solo un 15% de la población procede de los pueblos túrquicos, la mayoría de los ‘’turcos’’ son descendientes armenios, griegos o judíos que adoptaron la identidad turca. La etnia turca tiene presencia en decenas de países desde China donde están los Uigures, hasta la Isla de Chipre con los turcochipriotas. Varios países son mayoritariamente túrquicos como Kazajstán, Uzbekistán, Kirguistán y Turkmenistán. Las relaciones con los países vecinos son bastante tensas debido a cuestiones territoriales e históricas. La rivalidad entre Turquía y Grecia es muy conocida, y la rivalidad con Armenia. Su sentido de identidad nacional es muy fuerte, este sentimiento se ha visto reforzado debido a la convivencia con diversidad de identidades. Su cultura depende del territorio en el que viven.

Los maguiares

El pueblo magiar o húngaro tiene un origen difuso, la teoría más aprobada y reconocida está basada en que los magiares formaban parte de una sociedad que vivía en el oeste de Siberia; la evidencia lingüística sustenta esta teoría ya que el húngaro o magia forma parte de las lenguas urálicas.

En el siglo lV a.c existían asentamientos primitivos de pueblos al este de los Montes Urales que hablaban esta lengua. Parte de estos pueblos se movieron debido al cambio climático, en cambio, los ugrios meridionales que fueron antepasados de los protomagiares, permanecieron en el sur, lo que marcó el inicio de los magiares como grupo étnico.

A principios del siglo Vlll, una parte de estos se mueven hacia el río Don, donde estuvieron bajo el dominio del kaganato Jázaro y tuvieron como vecinos a búlgaros y alanos. Estalló una guerra civil y partieron a Etelkoz debido a los ataques de los pechenegos. En este nuevo territorio convivieron con vikingos y eslavos orientales con quienes estrecharon fuertes lazos.

Sobre el siglo Vll se desplazaron hacia Occidente, ocuparon los territorios actuales de Eslovaquia y Hungría, en el Xll lograron su máxima expansión, pero las derrotas en las batallas de Lechfeld o Merseburgo supusieron el fin de estas expansiones y el definitivo asentamiento en la actual Hungría.

Ganaron muchos enfrentamientos militares durante los asentamientos como la batalla de Bratislava o la batalla de Eisenach entre muchas otras.

La conversión de los húngaros al cristianismo estuvo impulsada por Esteban I, su primer rey cristiano, este rey hizo todo lo que pudo para lograr la unión de todas las tribus de los magiares.

Esteban consiguió consolidar la independencia de su país, fue canonizado en 1087 y es el santo patrono de Hungría. Durante siglos, los húngaros defendieron el cristianismo frente a los turcos. En el siglo XVI la posesión del suelo húngaro fue repartida entre veinticinco familias nobles, esta fue una idea de la Iglesia. Destacó Matías Corvino como rey en este período, extendió Hungría hacia el oeste y estableció soberanía absoluta.

En los siglos XVIII y XIX, los magiares se impregnaron de la ilustración de Francia y el liberalismo de Europa Occidental.

Tras la Batalla de Mohacs en 1527, Hungría quedo bajo el dominio de los otomanos y luego los austriacos resolvieron la ocupación turca y la guerra civil. A principios del siglo XlX, surge el nacionalismo húngaro, como rechazo al poder absoluto de la dinastía Habsburgo que establecía este reino dentro del Imperio Austriaco.

Las revoluciones y el levantamiento popular terminaron en una guerra de independencia contra los Habsburgo. Aunque la Revolución húngara de 1848 fracasó en sus objetivos y sufrió una sangrienta represión, el sentimiento nacionalista quedó fuertemente marcado.

La situación política fue inestable hasta el compromiso austrohúngaro de 1867, lo que supuso una monarquía dual en la que compartían en poder Austria y Hungría. Tras la Primera Guerra Mundial se produce el desmembramiento del Imperio austro-húngaro y en 1918 Hungría declaraba su independencia.

Por el Tratado de Trianon (1920), pierden el 65% de su población y los territorios de Croacia-Eslavonia, Eslovaquia, Transilvania y Voivodina. Como consecuencia, el movimiento nacionalista da un giro hacia el irredentismo, querían recuperar los territorios que les habían arrebatado.

En la Segunda Guerra Mundial lucharon junto a la Alemania nazi y recuperaron algunos de estos territorios. En 1944, los alemanes invadieron el país, pero un año después las fuerzas soviéticas se hicieron con el control del país. Tras la contienda, Hungría estuvo bajo el poder soviético hasta 1989 y recuperó sus fronteras.

Los magiares se mantuvieron fieles a las costumbres y lenguajes de sus antepasados. En cuanto al grupo ugandés, además del húngaro, algunos dialectos siguen siendo hablados hoy en día por una minoría que vive en los bancos Obs, en Siberia.

El húngaro es hablado por 16 millones de personas, un tercio de los cuales viven fuera de las fronteras de Hungría, en Rumania, Yugoslavia, la antigua Checoslovaquia, Austria, y también en los Estados Unidos, donde 500.000 inmigrantes se mantienen fieles a su idioma natal.

La literatura magiar tuvo un relevante desarrollo autónomo porque la “Escuela del Oeste”, benefició la mezcla de elementos culturales húngaros y la cultura moderna occidental fue importante durante el siglo XX.

El nacionalismo húngaro es pacifista, no son excluyentes, generalmente reciben hospitalidad y atención a los turistas, así como a sus compatriotas. Incluso si no hablan la misma lengua, tratar de ayudarles en todo lo que pueden. Uno de sus símbolos nacionales es la figura del rey Esteban I.

Después del 2000, el nacionalismo ha tenido un importante aumento en su popularidad entre los húngaros, principalmente debido a la actual crisis económica. Movimientos políticos como Jobbik manifiestan abiertamente pertenecer al nacionalismo húngaro. En la actualidad, un cuarto de la población magiar vive fuera de las fronteras húngaras, lo que continúa creando tensiones entre el gobierno de Budapest y sus vecinos.

Los gitanos

El origen de los gitanos es difuso porque no hay mucha información sobre este, el termino gitano proviene de la palabra egiptano ya que hay una creencia errónea que dice que proceden de Egipto. Si nos fijamos en su idioma, el romaní, según estudios es un idioma índico, lo que sitúa su origen en Punyab, en Asia, más precisamente en zonas comprendidas entre India y Pakistán.

No sé sabe el motivo real por el que abandonaron su lugar de procedencia, hay teorías que dicen que pertenecían a una casta inferior y los enviaron a luchar contra la invasión musulmana, y otra teoría que los musulmanes los esclavizaron y los llevaron a otra parte hacia el oeste, formando una comunidad separada.

Las evidencias históricas describen el paso de este pueblo por el Asia Menor durante el siglo XlV, algunos escritos aseguran que se establecieron en Creta, y otros testigos dijeron verlos establecerse en Cofú.

Realizaron una nueva migración debido a las constantes guerras entre bizantinos y pueblos tártaros y turcos. Por el siglo XV la presencia de los gitanos fue masiva por toda Europa, en 1417 el rey Segismundo de Luxemburgo les concedió un permiso para circular con normalidad y sin riesgos. Valiéndose de su ingenio, sobrevivieron inventándose títulos nobiliarios para recibir mejor trato de las autoridades, el Papa en Bolonia también les ayudó dándoles un salvoconducto como peregrinos, lo que les permitía transitar libremente llegando a España, Francia, Bélgica… según se dice, vivían de la magia y pequeños robos, por lo que les expulsaron. En algunas ciudades, les daban limosnas para evitar daños que pudiesen hacer. Esto conllevo perjuicios contra el colectivo que se siguen viendo hoy en día.

Fueron marginados de forma progresiva desde su llegada y a finales del siglo XV comenzó una persecución a los gitanos, fueron expulsados de todos los países de Europa Central y el oeste, en algunos bajo pena de muerte.

Tras el descubrimiento de América, Colón envió gitanos a este continente, también lo hicieron Inglaterra y Escocia. A finales del siglo XVll y mediados del XlX, algunos grupos de gitanos fueron deportados América y otros viajaron a este continente huyendo de la esclavitud existente en países como Hungría o Rumanía; la emigración también fue motivada por los rumores de que en el Nuevo Mundo se podían conseguir grandes fortunas. La oleada se detuvo a principios de la Primera Guerra Mundial.

Los gitanos no se han enfrentado en guerras de las que fueron protagonistas, lo más parecido a ello fue la persecución que sufrieron. Aunque algunos gitanos participaron en la Guerra Civil española, los hubo que participaron activamente en la guerra en ambos bandos.

En el siglo XX no mejoraban las condiciones para los gitanos, en Francia, la ley sobre los negocios ambulantes y sobre la circulación de peregrinos obligaba a llevar un carné sellado, y la persecución hacia estos continuaba, llegándose a prohibir el romaní y su música en actos públicos en algunos países.

Tras la caída del muro de Berlín en 1989 se produjo una tercera emigración, aproximadamente 250.000 desplazados del este al oeste de Europa debido a la situación política y económica de algunos países.

Actualmente, la mayoría de la población gitana ya no es nómada y se ha establecido de manera desigual en diferentes territorios, especialmente en España, aunque debido a su origen y diferencia cultural hoy en día siguen sufriendo rechazo.

Les caracteriza un fuerte sentimiento de pertenencia a su etnia, incluso excluyen a los que no pertenecen a ella, esto puede deberse al enorme rechazo que han sufrido y los ha llevado a relacionarse o fiarse solo con personas gitanas. Así como han creado la palabra ‘’payo’’ para referirse a todos los que no son gitanos, haciendo una distinción entre ellos y el resto de la gente.

En cuanto a su cultura, sus costumbres han ido cambiando a lo largo de la historia y existen ciertas diferencias dependiendo del territorio en el que viven, como por ejemplo en la religión, algunos son musulmanes, cristianos católicos u ortodoxos, además, a partir de la Segunda Guerra Mundial muchos se convirtieron al protestantismo.

Los valores morales son muy importantes para este pueblo, las familias suelen ser numerosas y se casan jóvenes. Se realiza ‘’las tres rosas’’ o lo que informalmente conocemos como ‘’la prueba del pañuelo’’ q para demostrar que la novia es virgen. Esta práctica ha provocado mucha polémica.

Aunque en su cultura no existe una ley escrita, existen principios que deben cumplir y honrar, como la importancia de la unidad en la familia en torno al patriarca que establece las normas. Hay hechos que en su cultura son imperdonables como robar a otro gitano o abandonar a una familia en una situación difícil. El flamenco es el género de música que los representa.

Bibliografía

  1. ‘’La historia de los turcos’’ por el profesor D. Alfredo López Serrano en la Universidad Carlos III de Madrid.
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_pueblo_gitano
  3. https://es.wikipedia.org/wiki/Pueblo_gitano
  4. https://etniasdelmundo.com/c-otras-etnias/magiares/
  5. https://es.wikipedia.org/wiki/Nacionalismo_h%C3%BAngaro
24 May 2022

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora