Sobre La Libertad en la Filosofía de la Sospecha

Descargar
Download PDF

Freud y Nietzsche han sido uno de los autores más influyentes dentro del paradigma vivido hoy en el siglo XXl. La forma de pensar de ambos destaca y, sin duda alguna, son dos formas de pensar muy profundas e interesantes a analizar. Como es sabido, ambos autores tienen diferentes visiones filosóficas, desarrollan y son parte de diferentes tesis, movimientos y corrientes ideológicas. Por lo que son dos autores muy diferentes entre sí. De hecho, desde una mirada bastante sencilla, se podría decir que simplemente coinciden en que ambos se desenvuelven con sus escritos durante el siglo XlX. Pero, sin embargo, no hay que quedarse varado en ese punto, hay que seguir picando y encontrar alguna similitud, y es que sí la hay, esta consiste en lo que es conocido como la famosa “Filosofía de la sospecha”, pero creo yo, que dentro de esta “Filosofía de la Sospecha” llegaremos a la conclusión del cuestionamiento hacia la visión de la “Libertad” impuesta en la época.

Nietzsche es un autor que básicamente habla de la racionalidad dentro de la naturaleza humana, en tanto Freud, es el padre/fundador del psicoanálisis, sin embargo, ambos coinciden en cierto punto, los cual demuestra que eventualmente sí han de formar parte de un mismo movimiento, este sería el de la “Filosofía de la Sospecha”.

¿En qué consiste o de qué se trata la popular “Filosofía de la Sospecha” ?, esta se basa básicamente en la práctica del cuestionamiento, de la duda, de la crítica, generalmente hacia ideologías, de modo de poner en cuestión el por qué de las cosas. Todo con el objetivo de cambiar el mundo que Freud y Nietzsche conocían, ya que el siglo XlX tuvo características terribles, nefastas e indignas, las cuales debían ser cambiadas en dicho tiempo. Por ejemplo, la revolución industrial provocó que un grupo importante social-económico, o más bien los proletarios, vivieran en condiciones infrahumanas, trabajando jornadas interminables, en situaciones despreciables, por sueldos míseros. Todo esto llevó a generar una injusticia notable dentro del mundo que se desataba en el siglo XlX. Este tipo de cosas junto a otras eventualidades de la época los llevaron a ambos a cuestionar y criticar diversos asuntos de la sociedad situada en dicho momento, tales como la religión, los valores, el racionalismo y la dudosa libertad del ser humano. Lo que engendra el concepto de la “Falsa Conciencia” el cual se ve expresado claramente en las críticas de en ambos filósofos.

Nietzsche cree que la moral y ciertos factores de la filosofía tradicional han dirigido al hombre hacia la decrepitud. Por ello, nos habla de su propuesta sobre un “superhombre” proveniente del futuro, quien traerá la reconstrucción de dichos falsos valores que requieren con urgencia ser atendidos, mostrándose a sí mismo como un hombre capaz, quien vive y anda libremente por el mundo, quien además ha de ser confiado y empoderado de sus acciones. Nietzsche dice que para efectos de lo que es la moral, ésta ha surgido desde el resentimiento contra la vida misma. En tanto la religión junto a sus valores y principios morales han terminado por convertir a la multitud en prisionera de su propia persona.

Freud expone un punto de vista extremadamente distinto acerca de cómo se relacionan los conceptos de razón y de hombre, explicando que la mente, o psique del ser humano, la cual no se encuentra para nada cercana a la racionalidad, ha de ser inconsciente y establecida por las denominadas “pulsiones internas”, sobre las cuales no poseemos conocimiento. Empero, éstas nos dominan y manipulan. Estas pulsiones internas disponen de la facultad de impulsar ciertos actos hacia un objetivo final, las cuales son provocadas por el inconsciente. Por lo que finalmente Freud plantea como solución la liberación del inconsciente con el fin de encontrarnos en armonía finalmente.

Desde estos pensamientos podríamos deducir que sin duda alguna ambos critican fuertemente aspectos de la época, que, de todas maneras, parecían ser tan comunes en ese entonces, pero que sin embargo nadie les había hecho frente con argumentos de tal magnitud. Podemos ir notando, con este análisis, que en lo que más coinciden desde su “Filosofía de la Sospecha” es la idea de “Libertad” propiamente tal que la cual era oprimida de distintas maneras en la época. Ya que, como hemos analizado ambos autores nos hablan de que el ser humano se encuentra atrapado de algún modo y desea liberarse. En primer lugar, tenemos a Nietzsche, quien opina que la sociedad se ha ido quebrando de a poco en diferentes ámbitos, tal como en la religión por ejemplo, donde dice que el cristianismo no hace más que obligar a la gente a seguir cierto estilo de vida, en vez que otorgar la posibilidad de vivir libremente según los principios de vida de cada uno, y que tal como la religión muchos otros valores y actitudes han ido generando que el individuo necesite a este superhombre para poder andar libre y seguro de sí, sin tener que actuar supuestamente en “libertad” pero finalmente en virtud de lo que permita alguien ajeno. Y por ello mismo, inserto esta cita a continuación: “Leída desde un astro lejano, la escritura en mayúsculas desde nuestra existencia terrena puede que llevase a extraer la conclusión errónea de que la Tierra es el astro ascético en sentido propio, un rincón de criaturas malhumoradas, orgullosas y repelentes que no logran liberarse en modo alguno de una profunda irritación contra ellas mismas, contra el mundo y contra la vida ” .

Esta cita nos habla principalmente de que las miserables personas que existen en la tierra no consiguen liberarse a ellas mismas, y mucho menos contra el mundo, o bien, el sistema que los rodea. A continuación, relacionaré a Nietzsche con una cita del libro de Freud, quien dice lo siguiente: “La libertad individual no es un bien de la cultura, pues era máxima antes de cultura, aunque entonces carecía de valor porque el individuo apenas era capaz de defenderla. El desarrollo cultural le impone restricciones, y la justicia exige que nadie escape a ellas.”  Como podemos apreciar, al igual que Nietzsche, Freud también cree en cierta opresión a la libertad por parte de la sociedad hacia las personas. Al mismo tiempo que también cree que nos debemos liberar de nuestro inconsciente de modo de poder convivir pacíficamente entre todos.

Finalmente, desde la “Filosofía de la Sospecha”, podemos afirmar que ambos autores les hacen frente a muchos factores que ellos podrían haber visto como problemáticos en la sociedad, de los cuales ambos concluyen en que la carencia de “Libertad” es una de las mayores dificultades.

24 May 2022

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora