Desarrollo de La Política del Fascismo hasta la Segunda Guerra Mundial en Italia

Download PDF

INTRODUCCIÓN

Como introducción del presente trabajo podemos decir que el fascismo tiene que ver respecto de la política y la historia que se ha venido manifestando desde la antigüedad, que hoy en día este término ya no es parte de nuestra ideología política pero si perdura a lo largo de nuestra historia.

Podemos decir también que el fascismo es en un sentido más amplio un movimiento político, el cual tiene su nacimiento en Italia, el cual fue liderado por Benito Mussolini; en tal razón, del fascismo nacieron los movimientos totalitarios de derecha, los cuales surgieron en las Guerras Europeas. Adicional a esto podemos referir que con esto también nació nacionalismo o llamado también nazismo, encabezada por Adolfo Hitler, y de igual manera tuvo lugar la dictadura de Franco la cual tuvo rasgos de lo que era el fascismo, ya que aquí también existía autoritarismo.

Por otra parte, el fascismo al igual que el comunismo soviético, nació en sociedades desgraciadas por la Primera Guerra Mundial, en donde la sociedad se encontraba confundida y es ahí donde permitió que naciera una ideología inhumana; por otro lado y respecto de lo antes mencionado, surgieron diversos factores que ayudaron a que el fascismo llegara a su triunfo; como por ejemplo, la existencia de miles de millones de ex-combatientes, los cuales tenían una ideología autoritaria, así mismo, antidemocrática e hipernacionalista, lo que conllevo a una fuerte crisis económica y desgarradora, así como también el miedo de las clases medias y altas por el triunfo de una revolución comunista.

Sin embargo, podemos decir que el país que mejores condiciones tenía, era el que tenía el poder sobre todo y que podía hacer y deshacer como él tuviera a bien y por esta razón se surgió el atraso económico de la República Soviética, la desorganización, así como también la destrucción del aparato productivo que tuvo lugar a la Guerra Imperialista, la Guerra Civil, entre otras.

La aparición de un fenómeno social nuevo fue muy sorprendente, puesto que era muy difícil comprenderlo, por esta razón, se tenía miedo a que alterará el progreso de la historia; el fascismo, va de la mano con el capitalismo y el comunismo, ya que existía una negación de la libertad personal por lo que el Estado controlaba en todos los aspectos la vida de las personas; es decir, era de carácter totalitario.

Por otro lado las traumáticas costumbres ligadas a la Primera Guerra Mundial y al gran derrote económico fueron lo que dio lugar a que prosperaran los movimientos del fascismo, ya que estos se extendieron por casi toda Europa y de esta manera Su divisor común fue la oposición radicalizada al comunismo y al liberalismo, y por otro lado también se cuestionaba al capitalismo.

Para finalizar podemos decir que el gobierno permanecía sobre una base económica y una lucha de clases, donde existía un sistema político y económico de estado fascista, por tal razón, llegó a una crisis en todos los aspectos y por ello decidieron seguir la doctrina fascista y nazista, siendo esta muy perjudicial a medida que se desarrolló.

DESARROLLO

I. CONCEPTO DE FASCISMO

Como concepto de fascismo podemos mencionar que este fue originado en Europa en la época de las guerras, es decir en el Reino de Italia. El fascismo nace de dos ideologías como son el nacionalismo y el totalitarismo; es decir, que por un lado el fascismo defiende a capa y espada que el Estado tenga el mayor poder de toda la nación, de hacer y deshacer del ámbito económico y social, sin excepciones de ninguna clase.

En otras palabras en un estado fascista, el estado tiene control de la moneda, las importaciones, exportaciones, la moneda y sobre todo con todo lo que tiene que ver con economía, por otro lado el Estado también puede utilizar la fuerza en su totalidad con los ciudadanos que supuestamente estén incumpliendo la Ley o que alteren el orden nacional.

Finalmente podemos decir que el Estado fascista es muy patriota, ya que tiende a tener una política muy agresiva; es decir, que cuando este es atacado por otros países que pretendan ir en contra de los intereses de la nación o de algún ciudadano, actúa de la manera más conveniente a él sin importar el nivel de daño que este cause.

Paxton (2005) manifiesta: “La palabra fascismo se origina de la palabra fascio, que literalmente significa gavilla o haz, que consistía en un distintivo rígido ensambladas varas en un hacha, el cual era transportado por los magistrados Romanos en las romerías públicas para demostrar que existía autoridad y unidad del Estado.”

II. SURGIMIENTO DEL FASCISMO ITALIANO

Cabe indicar que el fascismo surge entre la primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, esto es por 1918 y 1939; a la finalización de la Primera Guerra Mundial, Italia se encontraba en una situación económica bastante crítica, esto era que la deuda que tenía era con los países de Estados Unidos y con Inglaterra, por la existencia de este problema de endeudamiento esto generaba una problemática bastante grande para este país como era Italia.

Por esta crisis económica que atravesaba Italia existía mucha pobreza, pocas fuentes de trabajo, el pueblo padecía de hambre prácticamente el país estaba completamente en la miseria, entonces es ahí cuando aparece este personaje llamado Benito Mussolini quien tenía ideas bastante socialistas, pero muy poco tiempo después se volvió nacionalista; es decir, su régimen era prácticamente autoritario.

Por otro lado, Mussolini en el año de 1919 fundó los “Facios de Combate”, que esto era una Milicia Anti socialista que tenía gran peso en Italia, y que esta milicia atacaba a liberales como a comunistas y a todos los individuos que se opusieran a las doctrinas propias que los sostenían, entonces es allí cuando en el año 1921 nace el partido fascista y dentro de este partido fueron elegidos 31 diputados fascistas, entonces Mussolini viendo lo que estaba sucediendo se preparó para llegar al poder y es ahí cuando este personaje con su gente organizó una marcha llamada “sobre Roma” en donde exigió al Rey Víctor Manuel III que le entregara el poder porque para ese entonces Mussolini era quien manejaba al país.

Este personaje al que nos estamos refiriendo en párrafos anteriores, lo que hizo fue preparar mediante una serie de Leyes un Estado totalitario dirigido por su persona, y es ahí donde consolida su poder. Por tal razón, el fascismo contó con el apoyo de la clase media aun siendo un régimen autoritario, cabe recalcar que este apoyo le daban era por miedo más no por conveniencia y era porque también la clase media tenía la certeza que Mussolini iba hacer renacer a la Italia que estaba sumergida en la extrema pobreza, entonces este historiador viendo que tenía este apoyo, inició un programa de reconstrucción económica para el país, esto lo hacía para ganarse al pueblo, basándose principalmente en las obras públicas; es decir, empezar a levantar a Italia de la crisis en la que se encontraba, empero no logró sacar de su atraso secular a las regiones del Sur.

Cuando hablamos de Musolini, hablamos de una política autoritaria muy parecida a la de Hitler en Alemania, incluso su agresiva política exterior lo llevo a invadir las zonas de Etiopía, lo que provocó grandes conflictos internacionales. Años más tarde, pactó con Hitler formando el famoso “Eje Roma Berlín”, fortaleciéndose de esta manera los lazos entre Alemania e Italia, ya que los dos mantenían la misma ideología o la misma política.

Ahora bien, claro está que la política internacional de ambos dictadores, va a originar un nuevo conflicto internacional y es ahí cuando estos nacional socialismos propios de Alemania y el fascismo de Italia harán que el mundo se les ponga en contra y que comience de esta manera la llamada “Segunda Guerra Mundial”.

Álvaro Lozano (2012) manifiesta: “El fascismo concluyó en medio del fracaso y la destrucción más catastróficos jamás vividos por ningún movimiento político moderno, y rápidamente pasó a formar parte de la jurisdicción de la historia.”

III. ECONOMÍA FASCISTA

Podemos decir que la economía fascista se refiere a las políticas económicas hechas por los gobiernos fascistas, no obstante, se dice que existe un régimen económico identificable en el fascismo que es distinto de los adoptados por otras ideologías y que comprenden características indispensables que conllevan las naciones fascistas; por otro lado, se afirma que las economías fascistas conllevan algunas semejanzas; es decir, no existe una distinta forma de organización económica.

Roger Griffin (2010), manifiesta: “Es un fenómeno definido por una época determinada; porque únicamente, durante el tiempo de entreguerras pudo conectar de manera opresora con las masas, estableciendo una verdadera amenaza para la sociedad”

Cabe recordar que la industria moderna Italiana en pocos años alcanzó un desarrollo bastante considerable ya que se construyeron refinerías de petróleo, de esta manera la producción se multiplicó, la red ferroviaria se modernizo, se duplicó la producción de electricidad, nuevas autopistas existían en todo el país, entre otras.

Por otro lado la inversión pública en proyectos de escuelas, viviendas y equipamientos deportivos conllevó a que se reduzcan los paros. Mussolini estaba consciente de que si invertía en la cosecha era una forma muy buena de publicidad para sacar de la crisis poco a poco al país, la desecación de terrenos pantanosos como los de Roma permitió disminuir el riesgo de malaria y ganar nuevas tierras para el cultivo y esto generó empleo para más de mil personas, además se invertía en la enseñanza y la proporción de analfabetos se había reducido a la mitad.

Cuando Mussolini cambio de ser antiguerras, los otros líderes del partido socialista afirmaron inmediatamente que él había sido comprado por la burguesía y esa acusación fue repetida por muchos desde ese entonces por muchos izquierdistas pero esto fue mentira, lo que sucedió fue que Mussolini se apropió del poder porque él fue pagado por el gobierno Alemán para sacar a Rusia de la guerra como la figura suprema de la izquierda Italiana, Mussolini estaba satisfecho por su éxito.

También podemos mencionar que Mussolini y sus miembros tomaron una alternativa para acabar con las complejas presiones de los grupos del poder, los socialistas, los sindicados, entre otros. Mussolini que hasta ese momento intentaba atraer a socialistas conservadores y a sindicalistas moderados proponiendo impuestos sobre las rentas, participación obrera en la producción, incautación de las propiedades remanentes de la iglesia y reforma agraria en el Sur de la península.

Años más tarde, Mussolini tomó la presidencia del Reino de Italia, denominado “La Italia fascista”; luego de esto, la política económica del fascismo fue en un principio netamente liberal, el Ministro de economía de ese entonces desnacionalizó varias empresas, redujo los impuestos directos y aumentó los indirectos, creía como liberal en el ahorro de los presupuestos equilibrados y en las fuerzas del mercado, a pesar de su credo libre campista favoreció la industria textil de su defensa natal, no dudo en salvar el Banco de Roma y la Siderúrgica Ansaldo propiedad de los hermanos Perrone con fondos del Estado; no obstante, luego de su discurso en Pesaro sobrevaloró su moneda de 154 a 90 libras por libra esterlina, con esto buscaba demostrar fortaleza ante la reciente revalorización de la libra, frenar la especulación en contra de la lira, demostrando que Italia se podía enfrentar a la plutocracia financiera mundial, bajar los costos de las importaciones y como efecto secundario fortalecer al Estado a costa del sector privado.

Al respecto, un poco más adelante el nuevo Ministro realizó el incremento del gasto público y con cuyos financiamientos se aumentaron los impuestos directos, con la política iniciada con la cuota novanta comenzaba además la llamada “Guerra del Trigo”, un eslabón fundamental es la voluntad de lograr a autonomía de Italia una aspiración común de todos los fascistas que importaban grandes cantidades de este producto, para ese entonces bajaron los costos del ferrocarril estatal, se subvencionaron las compras y se establecieron controles estatales, mientras la producción de trigo se cuadruplicó, con esto, los fertilizantes producidos por el monopolio subieron de precio, los resultados fueron alentadores.

Los grandes terratenientes, se dedicaron a cultivar trigo descuidando, otras producciones y si bien no hubo que importar trigo, tampoco había que salir con las exportaciones a pesar de que era uno de los objetivos económicos de este plan.

El corporativismo de Mussolini iniciado jurídicamente por el nacionalista Alfredo Roco, mediante una legislación laboral que imponía el disciplinamiento de la fuerza laboral, abolición del derecho de huelga y el control de los sindicatos postulaba al mismo tiempo las definiciones del fascista Espirito, la abolición y la propiedad privada y la creación de corporaciones propietarias como el eje central de un modelo asestaba un golpe mortal a la concepción liberal de la propiedad, un modelo que además anunciaba el fin de la lucha de clases integradas en corporaciones en el concepto de nación, el culto a la tradición popular y en menor grado la adscripción de un grupo de permanencia radical.

Para finalizar decimos que, Mussolini se autoproclamó como Ministro de corporaciones y sentenció que el capitalismo estaba muerto y que el corporativismo era el único esquema que superaba al deficitario liberalismo económico del mismo modo que la ideología fascista había sustituido al liberalismo político, la invasión Italiana en Etiopía trajo una serie de cambios importantes ya que se incrementaron las tarifas de importaciones y se limitó la cantidad de exportaciones realizadas, por esta razón, muchos hombres de negocios se volvieron empleados del Estado y por ello se dividieron las tierras de sembrío, se controlaron las cantidades y el tipo de plantaciones. Sin embargo, estos cambios solo lograron incrementar la producción industrial en un 15%, la productividad laboral permanecía baja y los costos de producción altos.

CONCLUSIONES

  • Como primera conclusión podemos decir que el fascismo por su naturaleza capitalista, tenía luchas constantes y era estrictamente revolucionario que no se podía quebrantar fácilmente por las ideologías de muchos fascistas que quisieron terminar con este para lograr un poder específico del que se adoptaba diferentes sistema para impedir que este mantenga una lucha constante.
  • Por otro lado hay que tomar en cuenta la posibilidad, de que existan características nuevas y diferencias que corresponderían a los cambios ocurridos en el sistema y en especial aquellos relacionados con la globalización; es por ello que en el siglo XXI la ideología del nacionalismo aparece extremadamente débil de la mano con una economía y cultura bastante olvidada.
  • El fascismo era católico mas no era pagano ni anticristiano, lo que si era conservador porque tenía un espíritu derechista de sus dirigentes, así mismo el fascismo se puso al servicio de sus dirigentes y la contra revolución española; por otro lado, es importante distinguir entre un nacionalismo católico poderoso y un fascismo débil.
  • Cabe indicar que en todo gobierno existen cosas buenas y malas, Mussolini incentivaba a la gente para que optara por el fascismo y de esta manera lograr conquistar otros países, lo que provoca desequilibrio y la muerte de gente inocente, los gobiernos en la actualidad no han cambiado totalmente ya que si bien es cierto como ciudadanos somos manipulados a conveniencia de las autoridades Estatales que solo ven lo que les conviene como personas que están en el poder, mas no ven las necesidades de un pueblo que muchas de las veces sufren necesidades demasiado grandes, simplemente hacen ver a la ciudadanía lo que al gobierno le conviene que sepan, mas no lo que en realidad está pasando en un país que se encuentra en un caos total.
  • Finalmente podemos concluir que existen muchas formas en que los gobiernos hacen creer al pueblo que el país marcha bien y que ellos como autoridades están tratando de hacer lo humanamente posible para que este no sea destruido; sin embargo hay que ser realistas y con enfoque ha este gobierno en la actualidad, podemos manifestar que simplemente vive quejándose de los gobiernos anteriores y mas no hace nada por sacar a un país adelante que supuestamente está en la quiebra total, no obstante en la actualidad existen un sinnúmero de protesta en las calles por el mal gobierno que nos está llevando a un completo desastre como ciudadanía y en realidad lo que el pueblo tiene miedo de lo que pueda suceder por mucha falta de desempleo, de salud, de atención ciudadana, entre otros factores que ponen en riesgo a una ciudadanía que lo único que necesita y espera es que trabajen por un país libre de corrupción, que no se haga lo mismo que a lo largo de la historia ha estado pasando, por el contrario que se logre una estabilidad buena y demasiado agradecida, para que la ciudadanía se encuentre en completa tranquilidad, armonía y paz y no a la espera de lo que sucederá después.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Revista Mussolini y El Fascismo Italiano; autor Álvaro Lozano; Madrid, Marcial Pons, año 2012.
  2. Revista La Grande Guerra Per L’uomo Nuovo; autor Emilio Gentile; Milán, Mondadori; año 2008.
  3. Revista La Nostra Sfida Alle Stelle; autor Emilio Gentile; Roma y Bari, Laterza; año 2009
  4. Revista La Vía Italiana al Totalitarismo; autor Emilio Gentile; Roma, Carocci; año 2008
  5. Revista Modernismo y fascismo, La Sensación de Comienzo bajo Mussolini y Hitler; autor Roger Griffin; Madrid, Akal, año 2010.
  6. Revista Historia de la Cultura Fascista; autor Alessandra Tarquini; Bolonia, II Mulino, año 2011.
  7. Libro La Dictadura Alemana, autor Karl Dietrich; Madrid, año1973.
  8. Libro Fascismo- Historia e interpretación; AUTOR Emilio; Madrid; año 2004.
  9. Anatomía del fascismo; autor Paxton; Barcelona; año 2005.
  10. TeoriaI del imperia; autor Vidal Villa; Barcelona; año1976.
  11. Los Orígenes del Totalitarismo; autor Arendt, Hannah; Madrid; año 1981.
  12. Fascismo y capitalismo: Teorías sobre los origines sociales y la función del fascismo; autor Herbert Marcuse; y Arthur Rosenberg; Barcelona Ediciones Martínez Roca; año 1972.
  13. Fascismo, ideología y prácticas; autor Bourderon, Roger; Madrid; año 1982
  14. Le interpretazioni del fascismo; autor Renzo; año 1977.
  15. Auge y caída del tercer Reich: Una historia de la Alemania nazi; autor Shirer, William L; Barcelona; año 1962.
  16. Fondo de Cultura Económica; Barcelona; año 1989.
24 May 2022

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora