exit-popup-close
¿Todavía no encuentras lo que necesitas?

¡Pide un texto personalizado y ahorra tiempo
para tus clases más importantes!

Quiero un texto ahora

Para Alcanzar el Éxito, Hay que perder Miedo

Descargar
Download PDF

Introducción

Para poder alcanzar el éxito en la vida es imprescindible la regulación de la afectividad y la razón, ya que son estas las que se activan cuando nos hemos equivocado y nos sentimos mal por ello. Esto hace que reflexionemos sobre esos efectos negativos y definamos sin son los culpables de ese sufrimiento. Es por esto que es muy importante que los docentes enseñen a los niños y favorezcan su desarrollo del hábito de reflexionar sobre el significado de sus vivencias afectivas, para poder localizar la finalidad del sufrimiento y saber aceptarlo y tolerarlo. 

Desarrollo

En caso de que los niños no desarrollen este hábito les conllevará a tener a una personalidad temerosa, fóbica y adicta a conductas que producen placer instantáneo y de esta manera eludir el sufrimiento, lo que les dificultará la felicidad. Por estos motivos es relevante que los niños aprendan a sufrir con buen humor para que puedan ser lógicos y libres, que es la forma más segura de alcanzar la felicidad. Asimismo, aparte de la escuela los padres deben de enseñar al niño a autorregular las emociones, ya que de este modo el niño podrá tranquilizarse a sí mismo y prevenir las emociones negativas.

¿Pero qué es el miedo? El miedo junto con la alegría, la tristeza, a ira, el asco y la sorpresa es una de las emociones primarias y universales con un fuerte carácter instintivo. El miedo es una emoción negativa y ayuda a la supervivencia de la persona, ya que alerta de la existencia de un peligro y con ayuda de la razón permite elaborar una estrategia de defensa o de huida. El miedo produce sentimientos positivos y negativos, es una manera primordial de conocer la realidad que deberá ser comprendida o interpretada por la razón. 

Cuando el miedo es proporcionado al estímulo, la persona es capaz de comprender el aviso de peligro que el miedo transmite y saber que debe hacer, tanto para evitar el peligro como para enfrentarse a él. Cuando el miedo es excesivo la persona no tiene fuerza de voluntad suficiente para enfrentarse al riesgo. Existe un miedo de intensidad extrema, denominado pánico, que provoca una paralización física y psicológica que hace imposible la huida o que la persona se enfrente al peligro. Además, si la persona la intenta evitar en un futuro para no volverla a vivir significará que esa persona ha desarrollado una fobia.

Asimismo, la causa común de todos los miedos es el sufrimiento. Tenemos miedo a la multitud de situaciones personales y ambientales que nos van a producir sufrimiento. Cuanto más se sufra, más miedo se sentirá, lo cual suele suponer un mayor riesgo de sufrimiento en un futuro, ya que como he mencionado anteriormente, el miedo de intensidad extrema dificulta el correcto funcionamiento de la razón y de la voluntad, por lo cual la persona es incapaz de solucionar el problema que ha causado ese sufrimiento.

Existen dos estrategias para controlar y superar los miedos. La primera de ellas es la desensibilización sistemática, la cual se basa en conseguir que la persona vaya eliminando el miedo a los estímulos fóbicos, confrontándolos, comenzando con los que menos fobia le causan e ir aumentando hasta los que más. La segunda estrategia es el aprendizaje vicario (imitación) que consiste en observar como otros sujetos actúan y se enfrentan a las situaciones que le genera miedo y es que cuando están observándolas se encuentran en alerta y, por lo tanto, hace que recuerden perfectamente la escena y como consecuencia cuando se vuelvan a encontrar en esa situación de miedo imiten como ha actuado la persona a la que estaban viendo.

Conclusión

Las personas que, con fuerte voluntad, consiguen dominar, o al menos lo intentan, sus miedos se dice que poseen valentía, ya que tienen el valor de enfrentarse a las situaciones que pueden hacerles sufrir. Como he mencionado anteriormente, es muy importante que los niños sean capaces de enfrentarse a sus miedos y una buena forma sería que los educadores los motivasen a ser valientes y de esta forma dejar de ser cobardes por culpa del miedo. Por eso, los educadores deben realizar una constante tarea de motivación o concienciación de niños y adolescentes, para que luchen por ser valientes, ya que es la única forma de vencer y controlar los miedos, y evitar que se desarrollen miedos patológicos. 

17 February 2022

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora