Daños en la Capa de Ozono por Calentamiento Global

Descargar
Download PDF

Introducción

Hoy en día es común hablar sobre calentamiento global y las acciones necesarias, ya sea por parte de las personas, los estados o las empresas, para revertir que esta situación siga propagándose, pero pocas son las veces en que se discute sobre quiénes son los responsables, directos o indirectos, causantes de dicho fenómeno.

En el siguiente documento se abordará el siguiente planteamiento: ¿Qué industrias en particular se deben restringir para frenar el calentamiento global? Para dar respuesta a dicha hipótesis, se hará introducción al tema definiendo ciertos conceptos necesarios para el correcto entendimiento del mismo, como por ejemplo: capa de ozono, industria y calentamiento global, entre otros.

Se presentarán datos cronológicos, tomando como punto de partida la revolución industrial hasta llegar a nuestra época. Posteriormente se identificarán aquellas empresas que han aportado mayor cantidad de contaminantes en el periodo mencionado y se clasificaran de acuerdo a la industria a la que pertenecen, finalizando con recomendaciones de organizaciones asociadas al debate sobre qué acciones se deben dictaminar para detener este cambio climático sostenido.

Desarollo

Para que fuera posible el desarrollo de la vida como la conocemos, el planeta tierra paso por una serie de transformaciones en su formación. Para llegar a tener su condición actual, tuvo que lidiar con periodos extensos y extremos de variaciones climáticas, que condicionaron la superficie de la corteza terrestre, concluyendo con la formación de lo que hoy se denomina capa de ozono.

La capa de ozono es un escudo que actúa como filtro de las radiaciones nocivas y de alta energía que llegan a la Tierra, a su vez que permite que pasen otras radiaciones, como la ultravioleta de onda larga, lo que permite la realización de la fotosíntesis por parte del Reino Vegetal, quienes representan la base de la pirámide trófica. Allí las moléculas de ozono se forman y destruyen constantemente; sin embargo, la cantidad total permanece relativamente estable.

La importancia de la capa de ozono radica no solo en mantener una temperatura óptima para la vida, sino que también asegura la base para la producción de comida vegetal de diferentes seres vivos. Sin embargo, estudios recientes afirman que esta capa se encuentra gravemente dañada, principalmente producto de los gases clorofluorocarbonos (CFC), los que fomentan el efecto invernadero y de paso aumentan la temperatura del planeta, produciendo el calentamiento global.

El efecto invernadero es un fenómeno natural en el cuál la radiación de calor de la superficie de un planeta, en este caso la Tierra, es absorbida por los gases de la atmósfera y es reemitida en todas direcciones, lo que resulta en un aumento de la temperatura superficial. A los gases más eficientes en absorber el calor se les denomina gases de efecto invernadero (CGI), entre ellos está el CO2 que es el que la humanidad en su consumo de recursos ha aumentado a niveles nunca vistos previamente y está provocando el calentamiento global.

El Calentamiento Global es un aumento de la temperatura de la atmósfera terrestre que se ha estado observando desde finales del siglo XIX. Según la Organización Mundial Meteorológica (WMO, por sus siglas en inglés) el mundo actualmente está un grado centígrado más caliente que antes de que comenzará la Revolución Industrial o Industrialización.

La industrialización se entiende como el proceso en que la economía mundial dio predominio a las industrias, siendo un país pionero Inglaterra a mediados del siglo XVIII, reemplazando el trabajo manual por maquinarias, gracias a la creación del motor a vapor.

Para efectos de este ensayo, se entenderá Industria como un conjunto de empresas de un mismo género o que apoyan a un mismo giro o actividad económica.

WMO declara en su informe anual de 2018 que “los 20 años más calurosos de la historia desde que comenzaron las mediciones han sido registrados en los últimos 22 años. Y los registros de 2015 a 2018 ocupan los primeros cuatro lugares. La temperatura global promedio para los primeros 10 meses de 2018 fue 0,98 grados Celsius por encima de los niveles que existían entre 1850 y 1900. Si esta tendencia continúa, la temperatura global aumentará entre 3℃ y 5℃ para el año 2100”.

Aunque un grado centígrado no signifique demasiado, de acuerdo al Panel Internacional sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés)” si los países fallan en cumplir con la meta propuesta de no aumentar más de 1.5 grados Celsius el planeta, éste se enfrentará un cambio bastante desolador: La marea aumentará su nivel, a su vez que la acidez de los océanos se incrementará y la capacidad de sembrar alimentos estará en peligro”.

Hay una certeza del 95% de que la causa del calentamiento es el aumento de gases de efecto invernadero que resultan de las actividades humanas como la quema de combustibles fósiles (carbón, gasolina, gas natural y petróleo) y la deforestación.

Vale la pena preguntarse entonces, ¿Quiénes son los responsables de producir y emitir al ambiente dichos gases? ¿A qué industria pertenecen? Si bien la población al consumir productos asociados a gases contaminantes, lo que incluye un sinfín de ellos, tales como el uso de un auto, el consumo de ciertos alimentos, plástico y ropa entre muchos otros, indirectamente forman parte del problema, es evidente que las empresas también tienen su cuota de responsabilidad, más aún cuando cuentan con los antecedentes de las mediciones y sus efectos a día de hoy y aun así no han formado parte de la solución.

Un informe reciente publicado por Carbon Disclosure Project (CDP), una organización sin fines de lucro dedicada a la gestión de impacto medioambiental, señala que tan solo un centenar de empresas son responsables del 71% de las emisiones globales de GEI desde 1998. Así mismo, la publicación señala que son solo 25 empresas las que producen más de la mitad de las emisiones industriales mundiales y un 32% de ellas proceden de empresas de carácter público.

A continuación, se señalan las diez compañías que emiten más dióxido de carbono a la atmosfera en conjunto con el porcentaje que representan de emisión de contaminantes.

  • China Coal (Industria Minera, representa el 14,3 %)
  • Saudi Aramco (Industria Petrolera y del Gas, representa el 4,5 %)
  • Gazprom OAO (Industria del Gas, representa el 3,9 %)
  • National Iranian Oil Co (Industria Petrolera y del Gas, representa el 2,3 %)
  • ExxonMobil Corp (Industria Petrolera, representa el 2,0 %)
  • Coal India (Industria Minera, representa el1,9%)
  • Petróleos Mexicanos (Industria Petrolera, representa el 1,9 %)
  • Russia Coal 1,9 %(Industria Minera, representa el 1,9%)
  • Royal Dutch Shell PLC (Industria Petrolera, representa el 1,7 %)
  • China National Petroleum Corp (Industria Petrolera, representa el 1,6 %)

De las empresas mencionadas anteriormente, 3 de ellas corresponden a la industria Minera, específicamente del carbón, 2 ubicadas en el continente asiático y una en Europa, específicamente en Rusia. Entre ellas suman un total del 18.1% de las emisiones mundiales de CO2.

Además, 3 de ellas pertenecen a la industria del gas, de las cuales 2 se encuentran en Asia y la restante en el continente europeo, también en Rusia. Por último, 6 de estas empresas tienen sus intereses en la industria petrolera, 3 de ellas pertenecientes a Asia, una de ellas ubicadas en Estados Unidos , una ubicada en Centroamérica, específicamente en México y finalmente una de origen anglo neerlandesa.

En definitiva, se puede evidenciar que los mayores responsables de la emisión de gases de efecto invernadero corresponden a empresas ligadas a industrias relacionadas directamente con la extracción de combustibles fósiles no renovables, las que principalmente se ubican en Asia (Irán, China, India y Arabia Saudita).

Con estos resultados a la vista, cabe preguntarse ¿Qué medidas han adoptado las autoridades mundiales para prevenir que está catástrofe siga originándose? A continuación, señalare algunas.

El sistema de las Naciones Unidas dio los primeros esfuerzos para dar solución. En 1992, la Cumbre para la Tierra dio lugar a la” Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático” (CMNUCC) como primer paso para afrontar el problema. Hoy en día cuenta con una composición casi universal sumando un total de 197 países.

El objetivo final de la Convención es prevenir una interferencia humana ‘peligrosa’ con el sistema climático.

En 1995 los países iniciaron las negociaciones para fortalecer la respuesta mundial al cambio climático y, dos años después, adoptaron el “Protocolo de Kyoto”. Este obliga jurídicamente a los países desarrollados que son miembros a cumplir unas metas de reducción de las emisiones. El primer período de compromiso del Protocolo comenzó en 2008 y finalizó en 2012. El segundo período de compromiso empezó el 1 de enero de 2013 y terminará en 2020. Hoy en día hay 192 países participantes.

En la 21ª Conferencia en París de 2015, los participantes de la CMNUCC lograron un acuerdo histórico que agrupa a todas las naciones bajo una causa común: realizar ambiciosos esfuerzos con el objetivo de combatir el cambio climático y adaptarse a sus efectos, con mayor apoyo para ayudar a los países en desarrollo a que lo hagan. De esta manera, define un nuevo camino en el esfuerzo climático a nivel mundial, manteniendo el aumento de la temperatura mundial en este siglo por debajo de los 2 ˚C con respecto a los niveles preindustriales y proseguir con los esfuerzos para limitar aún más el aumento de la temperatura a 1,5 ˚C.

El 22 de abril de 2016, 175 líderes mundiales firmaron el Acuerdo de París en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Otros también lo han firmado desde entonces. Actualmente hay 184 países que se han sumado al Acuerdo de París.

El 20 de septiembre de 2019, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Gutierres convocó a los Estados miembro a que participen en una cumbre sobre el clima (COP 25) donde se reunirán los líderes del mundo, el sector privado y la sociedad civil con la finalidad de respaldar el proceso multilateral e incrementar y acelerar la acción climática.

La Cumbre se enfocará en sectores clave donde la acción puede generar una mayor diferencia, tales como industria pesada, soluciones ecológicas, ciudades, energía, residencia y finanzas para el cambio climático. Los líderes del mundo reportarán lo que ellos están haciendo, y lo que van a intentar hacer cuando ellos sean convocados en el 2020 para una nueva Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima, donde los compromisos serán renovados y podrán ser incrementados.

Está cumbre tiene como organizador a Chile, sin embargo debido a las manifestaciones y la difícil situación social por la que atraviesa nuestro país, se llevará a cabo en Madrid desde el 2 al 13 de diciembre del presente año, manteniendo la gestión de nuestro país para su realización.

Conclusiones

El principal objetivo de este ensayo fue el de responder sobre que empresas son las principales responsables del calentamiento global, e identificar a que industria pertenecen para luego reconocer las acciones necesarias, por parte de organismos mundiales, para detener este fenómeno.

Dentro de esa línea, podemos concluir fehacientemente que los principales responsables del calentamiento global, en particular de emisión de gases de efecto invernadero que producen el mismo, son empresas ligadas a los combustibles fósiles no renovables, tales como el carbón, el petróleo y el gas. La mayoría de estas empresas están ubicadas en Asía y Rusia. Teniendo esta información, cabe cuestionarse ¿Por qué no se ha hecho énfasis directo en reducir las emisiones de CGI a estas empresas? ¿Por qué no se restringe a estas industrias en su conjunto? Probablemente la solución no pase solamente por un problema ecológico, sino también político y económico.

En esa dirección, la Organización mundial de las Naciones Unidas ha hecho esfuerzos en reunir a los principales actores, informando no solo a ellos, sino que, al mundo entero, sobre las eventuales catástrofes de seguir en el escenario contaminante actual. Surge entonces la siguiente pregunta, ¿Son suficientes estos esfuerzos?, desde una perspectiva personal la respuesta es tajante, no lo han sido.

En muchas ocasiones hemos visto como estas organizaciones y los estados buscan traspasar la responsabilidad a los consumidores, ya sea restringiendo el uso de automóviles, del agua, incluso solicitando cambios en sus formas de alimentación, cuando realmente estas soluciones aportan una mínima fracción, casi irrelevante, al problema de fondo. Los principales responsables han sido expuestos en este ensayo, a juicio personal las restricciones deben apuntar a estas grandes corporaciones en su conjunto y no a las personas.

Exigir un traspaso a energías renovables durante los próxima década parece ser la solución más acertada, entendiendo que este proceso debe ser paulatino pero urgente. Es algo que ya podemos palpar en el uso de autos eléctricos, el uso de la bicicleta, he incluso en el no consumo de carne, prácticas que actualmente están muy de moda y les une una fuerte convicción ecológica.

¿Será esa la forma correcta de transmitir el mensaje a los dueños de estas empresas para lograr un cambio que ya no puede esperar más?

Anexo

  1. Dr. Paul Griffin. (2017). The Carbon Majors Database, de Carbon Disclosure Project Sitio web, Recuperado 11 de Noviembre, 2019, de: https://b8f65cb373b1b7b15febc70d8ead6ced550b4d987d7c03fcdd1d.ssl.cf3.rackcdn.com/cms/reports/documents/000/002/327/original/Carbon-Majors-Report-2017.pdf
  2. BBC News. (2018, 3 diciembre). Cambio climático: los 6 gráficos que muestran el estado actual del calentamiento global. Recuperado 11 noviembre, 2019, de https://www.bbc.com/mundo/noticias-46426822
  3. Cambio climático. (2019, 28 octubre). Recuperado 10 noviembre, 2019, de https://www.un.org/es/sections/issues-depth/climate-change/index.html
  4. Programa de las Naciones Unidas por el Medio Ambiente. (2015, 1 septiembre). Guía Educativa Ozono. Recuperado 7 noviembre, 2019, de https://educacion.mma.gob.cl/wp-content/uploads/2015/09/Guia_Educativa_Ozono_Media.pdf
  5. Rayén Quiroga, (2017, 7 septiembre). Indicadores de Cambio Climático en América Latina y el Caribe. Recuperado 15 noviembre, 2019, de https://www.cepal.org/sites/default/files/presentations/s5_rquiroga_estadisticas-indicadores-cambio-climatico_0.pdf
  6. Duncan Clark, D. C. (2013, 20 noviembre). Which fossil fuel companies are most responsible for climate change? Recuperado 14 noviembre, 2019, de https://www.theguardian.com/environment/interactive/2013/nov/20/which-fossil-fuel-companies-responsible-climate-change-interactive
  7. Naciones Unidas. (2019, 28 octubre). Cambio climático. Recuperado 14 noviembre, 2019, de https://www.un.org/es/sections/issues-depth/climate-change/index.html
24 May 2022

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora