Enfermedad de Alzheimer: Causas, Síntomas, Prevención y Factores de Riesgo

Descargar

Resumen y palabras clave

En este trabajo vas a encontrar información acerca de la enfermedad del alzhéimer, de lo poco que se sabe de sus causas según las investigaciones científicas realizadas, opiniones de expertos, consejos y recomendaciones para intentar prevenirla y ser eficaces como cuidadores de las personas que la padecen, y en definitiva a tomar conciencia de la gran presencia de esta enfermedad en nuestra sociedad actual.

Alzhéimer, enfermedad mental, síntoma, prevención, neurodegenerativo, memoria, desorientación, demencia, irreversible, genética, factores ambientales, conexiones neuronales, placas amiloides, ovillos neurofibrilares, envejecimiento, síndrome de down, vida saludable, actividad intelectual, tratamiento farmacológico, cuidador.

INTRODUCCIÓN

En este trabajo se tratará de definir la enfermedad del alzheimer, conocer sus causas, síntomas, desarrollo, tratamiento, prevención y estilo de vida.

Este trastorno cerebral afecta gravemente a la capacidad de una persona para llevar a cabo sus actividades diarias.

Se pretende indagar y dar a conocer información necesaria para estar preparados en el caso de que un familiar o conocido comience a dar los primeros síntomas.

También es objetivo de este texto averiguar métodos para prevenir o retrasar la enfermedad en individuos que la padecen.

Se buscará información en bibliografía y páginas de internet que traten esta cuestión.

JUSTIFICACIÓN

Se ha escogido el tema del alzheimer, porque se trata de una enfermedad muy actual, que afecta a un número muy grande de personas y a su entorno familiar. En España son más de un millón los pacientes tratados por esta grave dolencia.

MARCO TEÓRICO

DEFINICIÓN

Según el diccionario Google, el alzhéimer es una enfermedad mental progresiva que se caracteriza por una degeneración de las células nerviosas del cerebro y una disminución de la masa cerebral; las manifestaciones básicas son la pérdida de memoria, la desorientación temporal y espacial y el deterioro intelectual y personal.

Según el informe mundial de 2015 de Alzheimer’s Disease International, “La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa progresiva e irreversible. Y es la primera causa de discapacidad neurológica, causante de grandes costes sociales y económicos en las sociedades modernas. Por ello es clave investigar cómo prevenirla”.

En nuestro planeta, es superior a 45 millones el número de personas que sufren alzhéimer u otras enfermedades relacionadas con la demencia. El problema no sólo es las personas que la padecen, sino también el sufrimiento psicológico, emocional, económico que supone para las personas encargadas de su cuidado, y a la propia sociedad.

Por otra parte, los cálculos estimados por expertos en la materia, afirman que el número de pacientes se triplicará en los próximos 30 años.

DIFERENCIAS Y SEMEJANZAS ENTRE ALZHEIMER Y DEMENCIA

Especialistas en la investigación de la enfermedad que nos ocupa en el presente trabajo, no dudan en afirmar que el alzheimer es la patología más frecuente relacionada con las demencias. Si bien a diferencia que la mayoría de ellas, pueden dar la cara personas de mediana edad, y finalizar su trayectoria como causa directa de la muerte del paciente.

A pesar de las anteriormente mencionadas diferencias, existen unas características similares al Alzheimer y la mayoría de las demencias, a saber, ambas están consideradas patología neurológica, irreversibles y degenerativas, es decir, que los daños que se hagan efectivos, no pueden regenerarse hoy por hoy.

CAUSAS DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

La comunidad científica considera que, en gran parte de las personas, la patología de Alzheimer surge a partir de una combinación de factores genéticos, ambientales y del estilo de vida que afectan el cerebro a lo largo del tiempo.

Menos del 1 % de las veces, la enfermedad de Alzheimer es producto de cambios genéticos específicos que suelen dar lugar a la aparición de la enfermedad en la mediana edad.

Las causas exactas de la enfermedad de Alzheimer no se conocen por completo, pero en su esencia son problemas con las proteínas cerebrales que no funcionan normalmente, y dañan a las neuronas, que pierden conexiones entre sí y, con el tiempo, mueren. El daño comienza con mayor frecuencia en la región del cerebro que controla la memoria, pero el proceso comienza años antes de que aparezcan los primeros síntomas.

BREVE MENCIÓN A LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA SOBRE POSIBLES CAUSAS DE LA ENFERMADAD

Los científicos que investigan esta enfermedad fijan su atención en dos proteínas:

La beta-amiloide es un trozo en forma de residuo de una proteína más grande. Al juntarse varios trozos, es posible que se produzca una intoxicación de las neuronas y cambie el contacto de las células. Dichas agrupaciones forman a su vez uniones de mayor tamaño llamadas placas amiloides, que además contienen también otros residuos de la celula.

Las proteínas tau influyen en el sostén interno y el sistema de transporte de una neurona para llevar nutrientes y otros materiales esenciales. En la enfermedad de Alzheimer, las proteínas tau cambian de forma y se organizan en estructuras denominadas ovillos neurofibrilares. Los ovillos interrumpen el sistema de transporte y son tóxicos para las células.

Asimismo, los investigadores han fijado un nuevo umbral desde el que se estima que se comienza a acumularse en el cerebro de forma perjudicial la proteína beta amiloide.

Desafortunadamente, hasta ahora ninguno de los nuevos fármacos para modificar el curso de la enfermedad en personas con Alzheimer han tenido éxito. Por ello, los expertos son partidarios de actividades de prevención, dirigidas a personas cognitivamente sanas. Se trata de actuar antes de que se haya producido la pérdida neuronal que conlleva la aparición de los síntomas.

FACTORES DE RIESGO

Los principales son la edad, cuyo avance es el mayor factor de riesgo conocido para la enfermedad de Alzheimer, no es parte del envejecimiento normal, pero a medida que se envejece, aumenta la probabilidad de desarrollarla.

Además, el riesgo es un poco más alto si un familiar de primer grado (tus padres o hermanos) tienen la enfermedad.

También es un factor de riesgo padecer síndrome de Down. Los signos y los síntomas de la enfermedad de Alzheimer suelen aparecer entre 10 y 20 años antes en las personas con síndrome de Down que en las personas de la población general.

Por otro lado, parece haber poca diferencia en el riesgo entre hombres y mujeres, pero, en general, hay más mujeres que padecen la enfermedad ya que suelen vivir más que los hombres.

Otro factor de riesgo es el deterioro cognitivo leve, que es una disminución de la memoria u otras habilidades de pensamiento superior a lo que se esperaría a cierta edad de una persona,

Un diagnóstico de deterioro cognitivo leve le permite a la persona enfocarse en cambios de estilo de vida saludable, para controlar los síntomas.

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

Los síntomas más tempranos de la patología suelen ser olvidos de sucesos o conversaciones recientes. Conforme avanza, el paciente experimentará un empeoramiento de su memoria y le irá siendo más difícil realizar tareas del día a día.

En su comienzo, puede ser que el paciente tenga conciencia de que sus habilidades y capacidades van empeorando, siéndoles más difícil recordar sucesos y tareas cotidianas, aunque es más frecuente que las personas cercanas quienes noten dichos síntomas.

Todas las personas tenemos fallos de memoria de vez en cuando, por ejemplo, olvidarte dónde pusiste las gafas o el nombre de alguien que conocemos. Pero el deterioro de la memoria de un enfermo de alzheimer es persistente y se va agravando paulatinamente incapacitando para ejercer de forma habitual las labores del hogar o de un puesto de trabajo en una empresa.

Los síntomas que nos indican la posible aparición de esta enfermedad:

  •  Cambios en la personalidad
  •  Deterioro en la capacidad de movimiento o al caminar
  •  Dificultad para comunicarse
  •  Bajo nivel de energía
  •  Pérdida de memoria
  •  Cambios de estado de ánimo
  •  Problemas de atención y orientación
  •  Incapacidad de resolver operaciones aritméticas sencillas

Con frecuencia algunas capacidades de cierta importancia, se mantienen durante mucho tiempo, aún cuando síntomas se agravan. Entre estas capacidades conservadas pueden ser leer o escuchar libros, contar historias y recordar, cantar, oír música, danzar, pintar o hacer trabajos manuales. Esto es debido a que son controladas por una parte del cerebro que se verá afectada en una fase más avanzada de la patología.

PREVENCIÓN

Las actividades sanitarias consejos o recomendaciones llevadas a la práctica para eludir y retrasar el avance de la enfermedad, se conoce como prevención, e incluye acciones sanitarias tanto en el nivel primario como en el especializado de la sanidad.

La prevención ha cobrado mucha importancia a lo largo de los años puesto que se ha descubierto que los daños en el cerebro por la acción de esta patología, empiezan a producirse hasta 15 o 20 años antes de que den la cara los primeros síntomas.

ESTILO DE VIDA Y SALUD DEL CORAZÓN

Según algunas fuentes consultadas las investigaciones científicas demuestran que los mismos factores de riesgo asociados con la enfermedad cardíaca también pueden aumentar el riesgo de la enfermedad de Alzheimer. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Poca acividad física
  • Gordura
  • Fumar
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Diabetes mal controlada

Todos estos factores pueden modificarse. Por lo tanto, cambiar los hábitos de vida puede, hasta cierto punto, modificar tu riesgo. Por ejemplo, hacer ejercicio regularmente y tener una dieta saludable, baja en grasas y rica en frutas y verduras se asocian con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

ACTIVIDAD INTELECTUAL Y PARTICIPACIÓN EN ACTIVIDADES SOCIALES DE FORMA HABITUAL

También, según algunas fuentes consultadas, existe la certeza de que la población que participa habitualmente en actividades intelectuales y sociales tiene un menor riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. Por otra parte, los niveles educativos bajos, inferiores a la formación secundaria, parecen ser un factor de riesgo de la enfermedad.

PROPUESTA DE INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA: TRATAMIENTO DEL ENFERMO DE ALZHEIMER

Si bien, actualmente no existen tratamientos farmacológicos disponibles para retrasar o detener el daño cerebral que provoca la enfermedad de Alzheimer, existen una serie medicamentos que pueden ayudar, de forma temporal, a mejorar los síntomas de la demencia en algunas personas. Estos medicamentos funcionan aumentando los neurotransmisores en el cerebro.

Las fuentes consultadas manifiestan que es habitual escuchar a los cuidadores y a los familiares que uno de los aspectos más angustiantes de la enfermedad de Alzheimer son los cambios en el comportamiento. Existen muchos recursos disponibles para ayudar a los cuidadores a saber qué esperar y cómo adaptarse durante las etapas temprana, intermedia y final de la enfermedad.

Pero, del análisis de textos consultados, se observa que la principal preocupación está en la dificultad que experimenta el enfermo de alzhéimer para expresarse: Haciendo rodeos, al no encontrar en su mente la palabra exacta; Usando palabras comodín para sustituir el término que no recuerda, diciendo “el chisme”, “el trasto”, “la cosa esa”, etcétera; Equivocándose con las palabras (por ejemplo, decir “cata” en lugar de “casa” o “paleta” en vez de “maleta”, o “perro” en vez de “gato”); O usando palabras que no existen.

Además, otra de las consecuencias del Alzheimer es que altera la capacidad de organizar el pensamiento y de expresarlo de forma ordenada y coherente.

Ante ello, las referidas fuentes suelen coincidir en los consejos para ayudar a una persona con Alzheimer a expresarse. Según los expertos “Lo principal es facilitar el lenguaje de comunicación. Siempre que podamos, debemos evitar formular preguntas demasiado abiertas, como, por ejemplo: “¿Qué te pasa?” o “¿Qué quieres?”. Es preferible optar por realizar preguntas concretas, que se puedan responder con un sí o un no. Por ejemplo: “¿Te encuentras bien?”, “¿Te duele algo?”, “¿Te apetece pasear?”, “¿Estás buscando algo?”. También puede resultar útil darle opciones de respuesta, sin que sean muchas, eso sí. Porque, probablemente, no podrá retenerlas. Hay que procurar que no sean más de dos o, a lo sumo, tres: “¿Te quieres poner la chaqueta corta o el abrigo?”. En este caso, si podemos mostrarle las prendas a la vez que le preguntamos, todavía se lo pondremos más fácil”.

“Igualmente, ante las dificultades de comprensión de la persona con Alzheimer que en el día a día experimentan los encargados de su cuidado, las frases muy largas, los discursos complejos o dar de golpe una gran cantidad de información, son algunos factores que agravan el problema comunicativo. Para facilitar la comprensión los mensajes tienen que ser claros, breves y directos, evitando dobles negaciones o condicionales, siempre que sea posible. Por ejemplo, en vez de decir: “No te lo comas todo si no te apetece”, es preferible decir: “Come lo que te apetezca”. O, en vez de decir: “¿Qué te parece si aprovechando que no llueve salimos a dar un paseo?”, decir: “¿Salimos a pasear?”. Otro ejemplo, en vez de decir: “Si terminamos pronto de comer y tenemos ganas, luego veremos una película”, mejor decir: “Luego veremos una película”.

“Un buen ejercicio es “imaginar” que la persona que padece Alzheimer habla un idioma distinto al nuestro, por lo que le cuesta entendernos. Potenciar la comunicación no verbal, aumentando el uso de gestos, expresiones de la cara, o modulando el volumen y el tono de la voz, también nos ayudará a facilitar la comprensión”.

Cuando se quiere comunicar algo a una persona con Alzheimer es muy importante asegurarse de que está prestando atención. Para captarla, es de ayuda mantener el contacto visual y recurrir al contacto físico (cogerle la mano, hacerle una caricia…).

CONCLUSIÓN Y VALORACIÓN PERSONAL

Personalmente, me ha resultado muy interesante esta investigación, ya que he descubierto mucha información y curiosidades acerca de la enfermedad del alzhéimer que eran desconocidas para mí.

Ello, unido al hecho de que es una enfermedad cada vez más frecuente, me hace valorar que el esfuerzo realizado va a ser muy útil a lo largo de mi vida.

He podido constatar que existe mucho desconocimiento acerca de esta patología, por lo que deberíamos estar más informados sobre la misma para valernos mejor en el caso de que afecte a alguien de nuestro entorno cercano.

También, he comprobado a través de las distintas fuentes consultadas que lamentablemente no existe una cura eficaz y concreta, sino formas para retrasar la llegada de los síntomas y efectos, mediante la práctica de hábitos saludables y actividades intelectuales y sociales que deben comenzar a realizarse según los expertos, incluso desde antes de aparecer los primeros síntomas.

Por otro lado, he descubierto que existen en internet multitud de asociaciones e instituciones públicas y privadas que ofrecen ayuda e información a personas y familiares afectados por este padecimiento. Muchas de estas entidades tienen como principal objetivo la investigación y búsqueda de datos y soluciones para acabar con esta patología.

En conclusión, el Alzheimer es una enfermedad muy actual, presente en nuestras vidas, debido en gran parte al incremento de la esperanza de vida, por lo que supone que aumenten los casos de dicha enfermedad, haciéndose aún más necesario que la población esté informada para saber tratar a los enfermos que la padezcan y prevenirla.

REFERENCIAS DOCUMENTALES

  1. https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/neurologicas/2016/02/25/diferencias-semejanzas-demencia-alzheimer-109880.html 
  2. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/alzheimers-disease/symptoms-causes/syc-20350447 causas y síntomas
  3. https://www.alz.org/alzheimer-demencia/causas-y-factores-de-riesgo?lang=es-MX diferencia entre alzheimer y demencia
  4. https://fpmaragall.org/colabora-contra-alzheimer/ para definición para la investigación del alzheimer
  5. https://www.brightfocus.org/espanol/la-enfermedad-de-alzheimer-y-la-demencia/enfermedad-de-alzheimer-sintomas-y-etapas
  6. https://www.alz.org/es/demencia-alzheimer-españa.asp#treatment tratamientos
  7. https://blog.fpmaragall.org/como-se-puede-prevenir-el-alzheimer definicion alzheimer y prevencion
07 July 2022

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora