Las Motivaciones De George Bush Para Invadir Irak En La Guerra Del Golfo Pérsico

Descargar

 

La Guerra del Golfo Pérsico o también llamada Operación Tormenta del Desierto y Operación Libertad Iraquí fue un conflicto bélico iniciado en 1990 y concluido en 2011, que se caracterizó por ser un enfrentamiento entre un grupo de países denominado “coalición” (creado y encomendado por la ONU), contra la potencia militar de Irak a causa de la Invasión de Kuwait por parte del dictador iraquí Saddam Hussein.

Dicho conflicto surgió a causa de la ya mencionada invasión iraquí, además de ciertos incentivos/justificativos que tenía George Bush como reconocer la posesión de armas nucleares y biológicas por parte de Saddam Hussein, interés en los campos petrolíferos, entre otras cosas, las cuáles nos hacen plantear la interrogante ¿Cuáles fueron las motivaciones de George Bush para invadir Irak?

Para efectuar ésta investigación, se utilizarán fuentes de información secundarias tales como libros, videos, páginas web, entre otras, las cuáles apoyarán significativamente a la investigación y buen desarrollo del trabajo.

Fuente I: Gloria M. Delgado de Cantú/ El mundo moderno y contemporáneo II, Del siglo XX a los albores del siglo XXI

La fuente 1 es un libro de carácter informativo/recopilatorio publicado por la editorial Pearson Prentice Hall en México, en el año 2005 y en su quinta edición, escrito por Gloria Delgado M de Cantú(licenciada en antropología social); cuyo propósito es obviamente el de analizar e informar sobre los hechos históricos ocurridos a nivel mundial más importantes sucedidos desde el siglo XX hasta el siglo XXI, por lo que ésta fuente tiene un valor significativo, ya que el autor al redactar esto mucho tiempo después de los hechos ocurridos en sí, no posee ningún tipo de afición u odio a alguna de las partes por lo que es objetivo al momento de escribir; sin embargo, al ser un libro de carácter recopilatorio, se presume que se puede haber omitido información muy importante cómo fechas, personajes, etc.

Fuente II: José Gómez Navarro, María González Calvet, Ramón López Facal, José Pastoriza Abal & Ernesto Portuondo Pérez/ Historia Universal

La fuente 2, (al igual que la primera), es un libro de índole informativa/recopilativa, publicada por la editorial Pearson Prentice Hall en México, en el año 2008 y en su octava edición, escrito por José Gómez, María González, Ramón López, José Pastoriza, Ernesto Portuondo y actualizado por Martha Gargari Gómez; cuya intención es la de informar y aclarar dudas sobre la historia universal a nivel general desde un punto de vista entendible para todo el público, por lo que su valor es alto, ya que los autores, mediante este libro, buscan informar hechos históricos de suma relevancia a través de una perspectiva central/neutral a modo de ser lo más objetivos posible, sin tener que afectar a alguno de los involucrados/as, sin embargo ( y al igual que todos los libros de la índole recopilatoria), se presume que se puede haber omitido o resumido información de alta importancia para ésta investigación tales como datos importantes, personas que participaron directa o indirectamente en los hechos, etc.

Existencia de armas nucleares

Desde un principio, remontándonos a un turbio enero de 1991, se inicia la Primera Guerra del Golfo, que gracias a la ONU (más concretamente a la resolución N° 687) y con la ayuda de todos los demás países de la coalición, Estados Unidos ya tiene su objetivo planteado y posteriormente concluido exitosamente, el cuál era dar un punto final a los programas iraquíes que se basen únicamente en desarrollar armas de carácter nuclear, físico o químico. Sin embargo, al ser una operación encomendada por la propia ONU, no se puede culpar ni mucho menos afirmar que Estados Unidos invadía territorio iraquí solo para intereses propios.

A pesar de todo lo ya dicho, ésta motivación cobra sentido y fuerza para finales del año 2002, cuándo el mismo Bush en una declaración/discurso para la prensa aclara que “La amenaza viene de Irak, surge directamente de las propias acciones del régimen iraquí, su historia de agresión y su impulso hacia un arsenal de terror. Hace once años, como condición para poner fin a la Guerra del Golfo Pérsico, se requirió que el régimen iraquí destruyera sus armas de destrucción masiva y detuviera todo desarrollo de tales armas.

El régimen iraquí ha violado todas esas obligaciones, poseen y producen armas químicas y biológicas”[footnoteRef:1], dando a entender así su propio punto de vista sobre aquello y reafirmando sus palabras con la frase “Entendiendo las amenazas de nuestro tiempo, conociendo los diseños y los engaños del régimen iraquí, tenemos todas las razones para asumir lo peor, y tenemos el deber urgente de evitar que ocurra lo peor.”[footnoteRef:2]. Sin embargo y para sorpresa de todos, después de la finalización de las 2 guerras, inspectores encargados se dieron cuenta que, entre los escombros, no había armas de tal magnitud (solo los materiales para hacerlas como uranio, ántrax y algunos tipos de gases creados en guerras anteriores cómo el gas mostaza, el gas nervioso y el gas sarín) y que, en todo este tiempo, Estados Unidos había bombardeado con su flota aérea ciertos lugares como bunkers, refugios, entre otros; a ciegas por miedo e incertidumbre a que se desate un conflicto bélico mundial con dichas armas.

Este miedo se ve reflejado con la frase “Algunos preguntan qué tan urgente es este peligro para América y el mundo. El peligro ya es significativo y solo empeora con el tiempo. Si sabemos que Saddam Hussein tiene armas peligrosas hoy, y las tenemos, ¿tiene sentido que el mundo espere para enfrentarlo a medida que crece y desarrolla armas aún más peligrosas?’ dicha en el mismo discurso poco tiempo después.

Terrorismo islámico.

Al contrario de la anterior, ésta se centra únicamente en la segunda parte de la guerra, conocida comúnmente cómo “Operación Libertad Iraquí”, efectuada con éxito gracias al veloz accionar de la coalición y a la resolución N° 1441 planteada por el Consejo de Seguridad de la ONU y apoyada por la OTAN. Pero este conflicto en particular tiene sus motivaciones mucho tiempo antes, cuándo en el discurso para la nación ya mencionado anteriormente (ocurrido en 2002), Bush y demás funcionarios estadounidenses como Collin Powell realizan acusaciones a países que “podrían llegar a ser una posible amenaza para Estados Unidos” cómo Irak, Siria, Irán y Corea del Norte, denominándolos y agrupándolos así, con el nombre de “eje del mal”.

Esto y las acusaciones que hizo poco tiempo después hacía Saddam Hussein sobre el supuesto apoyo que daba a organizaciones terroristas islámicas y su relación con el trágico suceso del 11 de septiembre del 2001; se ven reflejados con la frase “Tampoco debemos olvidar nunca los acontecimientos más vívidos de la historia reciente. El 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos sintió su vulnerabilidad. Entonces resolvimos, enfrentar todas las amenazas, de cualquier origen, que podrían traer terror y […]”pero ésta acusación va más allá, cuándo empieza a dar más detalles y cifras con la opinión: “esa es la fuente de nuestra urgente preocupación por los vínculos de Saddam Hussein con los grupos terroristas internacionales. A lo largo de los años, Irak ha brindado refugio a terroristas como Abu Nidal, cuya organización terrorista llevó a cabo más de 90 ataques terroristas en 20 países que mataron o hirieron a cerca de 900 personas, incluidos 12 estadounidenses.

Y sabemos que Irak continúa financiando el terrorismo y brinda asistencia a grupos que utilizan el terrorismo para socavar la paz en Medio Oriente”[footnoteRef:5]; victimizando a Estados Unidos con comentarios como “Sabemos que Irak y la red terrorista de Al Qaeda comparten un enemigo común: los Estados Unidos de América. Sabemos que Irak y Al Qaeda han tenido contactos de alto nivel que se remontan a una década. Algunos líderes de Al Qaeda que huyeron de Afganistán fueron a Irak. 

Estos incluyen a un líder muy alto de al Qaeda que recibió tratamiento médico en Bagdad este año y que se ha asociado con la planificación de ataques químicos y biológicos. Y sabemos que después del 11 de septiembre, el régimen de Saddam Hussein celebró alegremente los ataques terroristas contra Estados Unidos”

Y por último, mostrando su incertidumbre con frases como “La alianza con los terroristas podría permitir que el régimen iraquí ataque a Estados Unidos sin dejar huellas dactilares”[footnoteRef:7]. Finalizada la guerra, Irak quedó sumida en una pobreza extrema y Estados Unidos pasó a ser una potencia militar mundial. Y a pesar de tantas acusaciones y afirmaciones por parte de Bush, nunca se llegó a comprobar la supuesta relación entre Sadam Husein, Al Qaeda y el terrorismo, ni mucho menos con el suceso del 11S. 

La invasión de Estados Unidos a Irak significaría el anexo de territorio iraquí y parte de Kuwait, para intereses propios relacionados con las reservas de petróleo y los minerales que poseen éstos territorios.

No obstante, éstas teorías especulativas asumen más credibilidad cuándo para finales de 1991 y con el éxito de la coalición, se dieron a conocer las acciones tomadas por las fuerzas militares iraquíes, las cuáles consistían en incendiar los campos petroleros de Kuwait mientras que se retiraban del país, a manera de usar una táctica militar llamada “tierra quemada”, (la cual consiste en consumir todo lo que sea útil para el país enemigo).

Sin embargo, hay que tener un poco de sentido común para darse cuenta que “una potencial explotación petrolera en Irak no justificaría los miles de millones de dólares en gastos militares”[footnoteRef:8]. Además de lo ya mencionado, Bush, en su discurso de 2002, afirmaba que su invasión al territorio iraquí, se basaba principalmente en evitar que Irak, “siguiera financiando a grupos iraquíes con los ingresos que ganaban con el petróleo ilegal”. Esta declaración se refuerza más, con la frase “Y estas resoluciones son claras. Además de declarar y destruir todas sus armas de destrucción masiva, Irak debe finalizar su apoyo al terrorismo. Debe detener todo comercio ilícito fuera del programa Petróleo por Alimentos. Debe liberar o dar cuenta de todo el personal de la Guerra del Golfo” dicha por él mismo, respondiendo a una pregunta hecha por la misma audiencia.

En definitiva, se puede decir que efectivamente no todas las motivaciones tienen pruebas suficientes como para afirmar que fueron con intenciones de conveniencia propia, pero las que más resaltan de entre las demás por su trasfondo detrás es la de interés económico, ya que, desde un principio, Estados Unidos siempre se ha regido por las riquezas y lujos que ha buscado para el bienestar de su gente, esto se ve evidenciado al ser el único país considerado actualmente superpotencia mundial.

 Reflexión.

Para la ejecución de la presente Investigación Histórica se utilizó la Heurística, por medio de la cual, se utilizaron fuentes primarias y secundarias como discursos compartidos por el propio George Bush, así como también libros de carácter recopilativo, páginas web, etc.

No obstante, las principales fuentes utilizadas para el mismo, presentan ciertas limitaciones; como por ejemplo la de carácter primario, ya que, al ser un discurso propio, se tiende a manipular o tergiversar la realidad; así mismo la fuente secundaria, al ser un libro de carácter recopilatorio, se tiende a omitir datos importantes para la correcta comprensión del tema a investigar.

En definitiva, se presentaron ciertos obstáculos como la búsqueda de información fiable, esto debido a que la mayoría de veces la figura de George Bush, y más concretamente el de la potencia militar estadounidense se tiende a ver como “negativa” puesto que la prensa o los medios de divulgación, tienden a manipular los hechos a su conveniencia.

Esto comprueba que al historiador se le presentan más dificultades en su labor, ya que los científicos y matemáticos se basan en estructuras y modelos dados, cómo el método científico, la prueba y error, los números exactos, mientras que el historiador únicamente se puede basar en hechos ya concluidos.

Cabe recalcar también que, de la información recopilada, se evaluaron las respectivas fuentes tomando en cuenta su origen y propósito, para posteriormente analizar su valor y limitaciones.

En este caso, el conflicto bélico suscitado entre Estados Unidos e Irak, marcó un antes y un después para la carrera armamentista, ya que EE. UU se convierte en superpotencia y busca el desarme nuclear a nivel mundial.

Debido a esto, es destacable señalar que el desarrollo y conclusión de este conflicto, marcó un repunte para los grupos terroristas como el islam, Al Qaeda, etc.

Como investigador histórico, puedo recalcar que, para ésta investigación, no se usó ni se tomó en cuenta información parcializada o sesgada, ya que todo se analizó de forma general u objetiva.

Por consiguiente, no utilicé términos que pueden haber dado un juicio de valor sobre el tema en particular.

Para el estudio de la historia, es difícil establecer pruebas irrefutables, esto significa que, para cualquier hecho histórico sin importar su contexto o cronología, todas las versiones dadas son igualmente aceptadas, esto debido a que, al ser hechos ocurridos en el pasado, nadie tiene la certeza de los acontecimientos que realmente ocurrieron.

Bibliografía/Referencias

  • https://vanguardiadelpueblo.do/2018/04/25/causas-de-la-invasion-a-irak-2003/
  • https://historiaguerrasyarmas.blogspot.com/2012/08/causas-de-la-guerra-de-irak.html
  • http://www.revencyt.ula.ve/storage/repo/ArchivoDocumento/aldea/v7n14/articulo6.pdf
  • https://mundo.sputniknews.com/oriente-medio/201803231077294410-guerra-oriente-medio-eeuu-iran/
  • https://mundo.sputniknews.com/firmas/201804121077829637-bagdad-vida-despues-de-guerra/
  • https://archivoshistoria.com/invasion-de-irak-2003-i/
  • https://www.latercera.com/mundo/noticia/irak-15-anos-despues-la-invasion-estados-unidos/111580/
  • https://georgewbush-whitehouse.archives.gov/news/releases/2002/10/20021007-8.html
  • Libro El mundo moderno y contemporáneo II, Del siglo XX a los albores del siglo XXI de Gloria M. Delgado de Cantú.
  • Libro Historia Universal de José Gómez Navarro, María González Calvet, Ramón López Facal, José Pastoriza Abal & Ernesto Portuondo Pérez
05 April 2021

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora