Pro Vida (Aborto): Justificación del Aborto por la Sociedad

Descargar
Download PDF

En la actualidad, muchas personas tienen posturas categóricas ante el tema del aborto. Si bien todas las perspectivas ameritan respeto, en algunos países la interrupción voluntaria del proceso de gestación es ilegal. Las razones son diversas, como, puntos de vista médicos, la trascendencia de un país cristiano católico y cuestiones de ética médica. Sin embargo, sin obviar el contexto y el índole de estos argumentos, sustentamos que la defensa de la vida humana corre riesgo si el aborto se legaliza.

Según la organización mundial de la salud (OMS), el aborto se define como la terminación de un embarazo, es decir, la expulsión del feto sea de manera natural o provocada. Esto se puede dar por dos situaciones: la primera porque la madre no lo quiere tener y se provoca el aborto o la segunda cuando el feto no tiene la fuerza para vivir, a eso se le conoce como un aborto terapeútico. Consideramos que la interrupción de un embarazo es muy riesgoso, por los daños colaterales y las consecuencias que trae consigo. El Papa Francisco, quien es el máximo representante de la Iglesia católica, respalda nuestra postura, diciendo que:

“Estamos llamados a defender la vida desde la concepción en el seno materno hasta la edad avanzada, cuando está marcada por la enfermedad y el sufrimiento (Jorge Mario Bergoglio, 2019)

Como primer argumento en contra del aborto es que nuestra sociedad no le da mucha importancia a la vida humana., pues muchos no valoran la que dice en la Biblia, que es la que siempre enseña lo sagrado que es la vida, a lo contrario de los valores reflejados en nuestra sociedad. Basándonos en el sexto mandamiento. El valor sagrado de la vida humana está reflejado en el hecho de que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Génesis 1:26-27 dice, “Entonces dijo Dios: «Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tenga potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y las bestias, sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra». Todo lo que dice la Biblia sobre el valor y la dignidad humana está basado en la Creación. Los seres humanos no son resultados accidentales o eventos naturales sin propósito. ¡Tienen valor!, ya que los seres hemos sido llamados a ser en imagen y Gloria del mismo Creador. Génesis 9:6 menciona que, “El que derrame la sangre de un hombre, por otro hombre su sangre será derramada, porque a imagen de Dios es hecho el hombre.”

Hoy día es la discute el hecho de que la madre tiene derecho a elegir sobre el feto que lleva dentro, pues esto es un abuso en contra de la vida y de los derechos del Niño por nacer, ya que desde la concepción existe una vida humana, se considera embrión hasta la octava semana y feto a partir de la novena semana, es decir un ser humano singular, distinto e independiente de la madre, que necesita del claustro materno para su desarrollo, Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), precisó: ‘Desde el punto de vista biológico-celular, las células óvulo y espermatozoide cuando se unen generan el comienzo del proceso de la reproducción, lo que se considera la concepción’. Señalar, como se propende a proclamar, que el aborto es un ejercicio de libertad porque la mujer es dueña de su propio cuerpo, es una falsedad, porque el aborto afecta a una vida distinta a la de la mujer embarazada, que es además la de su propio hijo.« (Nicolás Jouve de la Barreda. Doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid y Catedrático de Genética en la Universidad de Alcalá. Ha sido presidente de la Sociedad Española de Genética y colaborador de la Cátedra de Bioética UNESCO.

En estos últimos años el aborto se puede llevar a cabo en cualquier centro médico en la que solo basta de que la madre y el padre acepten para proceder con ese acto.En solo EE.UU la organización pro-vida American Life League (ALL) a través del informe “Planned Parenthood Facilities Report” nos dice que se encontró 597 instalaciones Planned Parenthood (PP),centros abortivos,que distribuyen medicamentos y dispositivos abortivos. Mientras que en 356 de estos centros (59,6% del total), realiza abortos quirúrgicos o con medicamentos.En los últimos ocho años se ha realizado un promedio de 328.302 abortos anuales.

Son muy pocos los doctores que respetan el juramento hipocrático que un día prometieron cumplir al inicio de su carrera.Según la Declaración de Ginebra,enmendada este último Octubre del 2017 por la Asociación Médica Mundial(AMM),señala que uno de los principales principios básicos que el médico debe prometer al término de su carrera universitaria para después presentarse ante la sociedad es velar y respetar la vida humana ,entonces si ese es el rol de un médico¿Por qué son muchos los que realizan las interrupciones del embarazo?¿Acaso su deber es quitarle la vida a una persona y no salvarla? Definitivamente lo ético y lo moral también influye mucho en la decisión que toma cada persona ante la vida de un ser indefenso que lucha contra la sociedad para sobrevivir.

Como último argumento tenemos que en el Perú el aborto ilegal está penado, eso está resguardado por los artículos del 114-118, es por eso que se realizan 371 420 abortos clandestinos, es decir embarazos que se realizan a escondidas, ocultos ante a la ley, o sin respetar los requerimientos legales de rigor; por año. La El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el 50,9 % de mujeres hospitalizadas por aborto incompleto son menores de 25 años. Asimismo, la Encuesta Nacional de la Juventud, elaborada en el 2012 por la Secretaría Nacional de la Juventud, indica que en el Perú el 11,4 % de jóvenes se practicará un aborto ante un embarazo no deseado y el 35 % de mujeres jóvenes indicó que conoce a una persona que se ha practicado un aborto.Según el Código Penal Peruano-Artículos 114 a 118:

  • “Artículo 114.- La mujer que causa su aborto, o consiente que otro le practique, será reprimida con pena privativa de libertad no mayor de dos años o con prestación de servicio comunitario de cincuenta y dos a ciento cuatro jornadas.
  • Artículo 115.- El que causa el aborto con el consentimiento de la gestante, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años. Si sobreviene la muerte de la mujer y el agente pudo prever este resultado, la pena será no menor de dos ni mayor de cinco años.
  • Artículo 116.- El que hace abortar a una mujer sin su consentimiento, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de cinco años. Si sobreviene la muerte de la mujer y el agente pudo prever este resultado, la pena será no menor de cinco ni mayor de diez años.
  • Agravación de la pena por la calidad del sujeto.
  • Artículo 117.- El médico, obstetra, farmacéutico, o cualquier profesional sanitario, que abusa de su ciencia o arte para causar el aborto, será reprimido con la pena de los artículos 115 y 116 e inhabilitación conforme al artículo 36, incisos 4 y 8.
  • Artículo 118.- El que, con violencia, ocasiona un aborto, sin haber tenido el propósito de causarlo, siendo notorio o constándole el embarazo, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años, o con prestación de servicio comunitario de cincuenta y dos a ciento cuatro jornadas.”

Pero, actualmente en el Perú es posible practicarse legalmente un aborto con fines terapéuticos, es decir, cuando la interrupción del embarazo es la única forma de salvar la vida de la gestante o evitar en su salud “un mal grave o permanente”.

El aborto terapéutico se encuentra reglamentado a través de la Resolución Ministerial No. 486-2014-MINSA, por medio de la cual se aprobó, en junio de 2017, la ‘Guía Técnica Nacional para la estandarización del procedimiento de la Atención Integral de la gestante en la Interrupción Voluntaria por Indicación Terapéutica del Embarazo menor de 22 semanas con consentimiento informado en el marco de lo dispuesto en el artículo 119° del Código Penal’.Según el Decreto Legislativo 635 Código Penal dice:

“Establece que el aborto terapéutico no es penalizado si es practicado por un médico con el consentimiento de la mujer embarazada o de su representante legal, cuando es el único medio para salvar la vida de la gestante o para evitar dañar su salud, artículo 119 del Código Penal.”

En conclusión, el valor objetivo del ser humano parece inexistente para muchos y lo único que se tiene en cuenta son los sentimientos que cada situación provoque en el sujeto que la contempla. Lo verdaderamente relevante es la cantidad de placer que una vida puede producir o sustraer a sí mismos y a los demás. De la misma manera que no se ve nada malo en destruir una vida que apenas puede disfrutar de lo que parece que disfruta todo humano ya nacido, la vida de una persona que sufre muchísimo, o que está incapacitada para relacionarse con los demás, se tiene por una vida que no merece la pena vivirse y, de nuevo, la solución es la muerte. Se repite hasta la saciedad que a ninguna mujer le gusta abortar y que tomar esa decisión es muy duro, lo que puede bastar para comparecer a la mujer o no culparla por lo que ha hecho, pero no es suficiente para justificar la muerte de un ser humano y mucho menos para justificar que el Estado financie y apoye dicha muerte.

Se dice en ocasiones que no se puede protestar contra el aborto sin encontrar soluciones para la situación de la madre, y eso es verdad, pero ninguna tragedia justifica matar a una persona. Con el fallecimiento del gran Nelson Mandela todavía en el recuerdo, podemos decir que buena parte de la grandeza de este hombre residía en que, en un momento de su vida, se encontró con dos vías para combatir la gran injusticia del Apartheid: uno era el camino de las bombas y el terrorismo; otro, el de los argumentos racionales y la lucha pacífica. Si hubiera elegido el primero, nadie hubiera aceptado que él justificará las acciones terroristas diciendo que los blancos debían dar soluciones al sufrimiento de la población negra, antes de protestar por las bombas. En cambio, Mandela eligió el segundo, el de la vía pacífica, respetuosa con la vida, porque sabía que el fin no justifica los medios, y por esto es en gran parte por lo que tantos líderes mundiales fueron a honrarle en su funeral.  

01 August 2022

⚠️ Recuerda: este ensayo fue escrito y publicado por un estudiante promedio. No refleja la calidad de los textos realizados por nuestros escritores expertos. Para obtener un ensayo personalizado y libre de plagio, haz clic aquí.

close
Tu email

Haciendo clic en “Enviar”, estás de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y  Estatutos de Privacidad. WTe enviaremos ocasionalmente emails relacionados con tu cuenta.

close thanks-icon
¡Gracias!

Su muestra de ensayo ha sido enviada.

Ordenar ahora